Bizcocho de nata y fresas sin lactosa

IMG_20141118_164252259

Esta receta no es mía, las cosas como son, que ya me gustaría que mi cabeza pudiera idear estas cosas jaja. La leí en uno de los sobres de la levadura y me pareció una idea muy interesante de mezclar las natas y las fresas más allá de la versión básica (nata y fresas troceadas).

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 100 gr de harina
  • 100gr de azúcar
  • 30 gr de margarina o mantequilla sin lactosa
  • 2 cucharaditas de levadura sin lactosa
  • 200ml de nata sin lactosa o vegetal
  • Mermelada de fresa

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC. Separamos la yema de la clara. En un bol batimos la clara a punto de nieve.

En otro bol mezclamos la yema con el azúcar hasta que quede la mezcla de un color amarillo (más claro que el color naranja de la yema normal). Añadimos la margarina sin lactosa y batimos de nuevo hasta que quede homogéneo.

Tamizamos la harina, la mezclamos con la levadura, y mezclamos en el bol de la yema. Cuando todo quede bien mezclado, añadimos la clara a punto de nieve. En este momento vamos a mezclar con movimientos envolventes (de fuera hacia adentro) para que no pierda el aire que ha cogido para ser punto de nieve.

El molde le podemos añadir margarina, aceite o incluso papel de cocina, para que no se nos quede apegado el bizcocho. Una vez usada cualquiera de estas técnicas, le añadimos la mezcla al molde y lo dejamos en el horno unos 20 min.

Una vez listo, viendo que pinchando el palito sale limpio, lo sacamos y dejamos que enfríe.

Ahora vamos a preparar la nata batiendo y añadiendo un poco de azúcar ya que la propia mermelada ya contiene bastante azúcar para endulzar el postre.

Partimos por la mitad el bizcocho y le ponemos una capa de mermelada de fresa y otra de nata.

Cerramos el bizcocho con la otra mitad y espolvoreamos con azúcar glas o con chocolate en polvo y listo para comer!

IMG_20141118_164435267_HDR

Consejos

  • Recordad que el bizcocho no hay que abrirlo antes de tiempo porque si no se nos puede bajar y se nos quedará feo visualmente porque saber sabe igual.
  • COMPRUEBA LA LEVADURA ANTES DE USARLA. Ten en cuenta que hay algunas levaduras que contienen lactosa.
  • Una vez abierto mantenlo en la nevera (si es que llega algo para la nevera ;) )
  • El molde que yo he usado es uno redondo para 3 huevos. Si usais uno para más cantidad se os quedará demasiado plano el bizcocho. Tened esto en cuenta.

Pechugas con Nata sin lactosa y Champiñones

mail.google.com

 

Como sabéis mis manos no son aún los de una cocinera profesional, así que voy creciendo poco a poco. Os lo digo por que vais a ver que, por ejemplo, en esta receta os digo que tenéis que picar muy bien la cebolla y veréis que los trozos no son tan pequeños como deberían. Así que ya sabéis, lo que no sale bien a la primera, saldrá perfecto a la décima.

Ingredientes

  • 2 filetes de pechuga
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite
  • ¼ de cebolla
  • Dos o tres champiñones
  • 75 cl de nata líquida vegetal o sin lactosa
  • Un vasito de vino blanco para cocinar

Preparación

El primer paso es salpimentar los filetes de pechuga. Ponemos la sartén al fuego con un chorrito de aceite. Con una cucharada es más que bastante. Doramos las pechugas y las retiramos del fuego.

Ahora troceamos muy bien el champiñón. Troceamos muy bien la cebolla. Añadimos estos dos ingredientes en la sartén previamente usada, y dejamos que se vayan haciendo.

Cuando estén en su punto (que la cebolla ya no esté dura y el champiñón algo dorado) le añadimos el vino blanco. Y dejamos que se evapore. Puede tardar unos 3-5 min.

Bajamos el fuego a fuego medio-bajo y añadimos la nata líquida sin lactosa o vegetal. Esperamos unos 3 o 4 min a que espese un poco y añadimos los filetes de pechuga para que terminen de hacerse con la mezcla.

Después de unos 2 o 3 min, solo queda servir y listo para comer.

Consejos

– Recordad lo que os he dicho al principio. No es malo que no esté muy picado, pero se mezcla mejor con la nata.

– Yo he añadido unas ramitas de cebollino. No es necesario, pero puede darle otro punto de sabor.

– He usado nata vegetal porque la nata sin lactosa no me sentaba muy bien. Si en vuestro caso no tenéis ningún problema podéis usarla.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: