Hojaldres rellenos de Manzana

2013-11-26-14.39.58-1024x768

Hoy toca postre! Y es que cuando vi esta receta no me pude resistir a hacerla. Mi padre estaba tan encantado que después de comerlo vino a hablarme lo bueno que estaba y como se arrepentía que hubiera cocinado tan pocos. Lo mejor de esta receta es que si no sois muy fruteros, como es mi caso, podéis comer fruta sin daros cuenta! El sabor final que tenéis en la boca será el de la avellana y casi ni notaréis los trocitos de manzana.

Ingredientes

  • 2 manzanas
  • 2 cucharadas de almendra molida
  • Avellanas
  • Pasas
  • Un chupito de vino dulce
  • Hojaldre sin lactosa
  • 2 cucharadas de azúcar

Preparación

Para empezar pelamos las manzanas y las troceamos. Intentemos que los trozos sean como medio pulgar de grandes, ya que no buscamos ni muy grande ni muy pequeñas. Los dejamos dentro de un bol y reservamos.

Ahora con la ayuda de un mortero vamos a picar las avellanas. Buscad las que no tengan piel ya que no queremos trocitos de piel de ningún fruto seco y que nos quite el sabor del plato.

Cuando estén bien picadas (que no molidas) le añadimos la almendra molida. Añadimos las pasas, el vino dulce y el azúcar. Mezclamos todo bien.

Con todo preparado precalentamos el horno a 180º. Mezclamos la manzana con la mezcla anterior hasta que quede todo unido. Lo sabrás porque a los trozos de manzana se les quedará pegada la almendra molida y la avellana.

Ponemos el hojaldre encima de la encimera y lo cortamos en varios trozos. Lo rellenamos con la mezcla y lo envolvemos. Lo metemos en el horno y esperamos una media hora, recordando ir mirando para saber si esta hecho.

Una vez listo, para presentar en el plato le añadimos por encima un poco de chocolate sin lactosa fundido.

2013-11-26-13.08.52-1024x768

Consejos

– Cuidado con el hojaldre! Buscad una buena marca que no contenga lactosa. Por ejemplo, en la web de ZonaSin tienen hojaldre sin lactosa.

– La cantidad de avellanas las he dejado al gusto del consumidor, ya que el gusto que se te queda al final no es el de la manzana, sino el de la avellana. Depende de cuanto os guste podéis añadir.

– Si no queréis ponerle chocolate sin lactosa por encima se puede comer tal cual. O también le podéis poner nata montada, o mermelada,…

– El tiempo que debe estar en el horno dependerá de lo grande que sean los trozos de hojaldre que hayas hecho. Id mirando cada cierto tiempo para comprobar que tiene un toque dorado, pero no quemado

– El vino dulce que he usado ha sido Mistela, pero puede ser cualquiera.

Pasta con Baicon y Manzana

2013-05-07_13-02-441-1024x768

Siempre he leído que hay que comer 5 raciones de fruta y verdura al día, pero no sabia de qué manera introducir la fruta en mi vida. Un día fui a comer a un restaurante con mis padres y probé este planto del que me quedé encantada al instante. Así que este plato es para todos aquellos que no os gusta comer fruta a bocados, sino que esté rodeada de otros sabores.

Ingredientes

  • Pasta
  • ½ manzana
  • 50 g de bacon sin lactosa (revisa la etiqueta siempre)
  • 50 g de champiñones
  • ¼ de cebolla
  • Aceite
  • Sal
  • Orégano
  • Queso rallado sin lactosa

Preparacion

Empezamos cortando el bacon en tiras. Ponemos la sartén al fuego con un poco de aceite y lo freímos. Retiramos el bacon. Cogemos los champiñones y los cortamos también a tiras y lo introducimos dentro del mismo aceite del bacon. Lo freímos también hasta que esté dorado y lo reservamos en compañía del bacon. Picamos la cebolla y la freímos un poco y la dejamos también reservada.

Ahora con la media manzana la cortamos a dados, con piel incluida, y la ponemos con el mismo aceite. La dejamos a fuego lento para que se vaya haciendo. Mientras ponemos la pasta a hervir (con agua, aceite y sal).

Con la pasta ya en su punto y la manzana blandita, lo ponemos todo en la sartén y lo mezclamos todo durante 2 o 3 minutos.

Una vez en el plato le ponemos el orégano y el queso rallado.

Consejos

– Para saber si el bacon está hecho, fijaros que la zona de la grasa este blanda y que la carne tenga un color rosa más subido.

– No pongáis mucha cantidad de aceite, ya que el bacon por sí mismo suelta su grasa y hace que tengamos más aceite. A mí no me gusta que las cosas queden aceitosas, así que en el último paso, cuando ponemos ya todo junto en la sartén, quito todo el aceite que pueda y que no se me quede pegado nada.

– ¿Qué hacer con la otra media manzana? Pues puedes comértela como postre, en compañía de otra pieza de fruta, o hacerte una pequeña macedonia.

– ¿Qué hacer con la cebolla que me sobra? Yo la suelo picar toda y guardarla en un tupper en el congelador. Cuando me hace falta tiro de ahí.

– Si no os gusta la cebolla podéis probar con cebolletas.

– La manzana que yo he usado es una manzana verde, pero eso es siempre al gusto del consumidor. Si no os gustan podéis poner de la que más os guste.

– La pasta que podéis poner es cualquiera, en mi caso he usado spaguettis, pero hacerlo con todos los tipos de pasta que existen.

A %d blogueros les gusta esto: