Pechugas con Nata sin lactosa y Champiñones

mail.google.com

 

Como sabéis mis manos no son aún los de una cocinera profesional, así que voy creciendo poco a poco. Os lo digo por que vais a ver que, por ejemplo, en esta receta os digo que tenéis que picar muy bien la cebolla y veréis que los trozos no son tan pequeños como deberían. Así que ya sabéis, lo que no sale bien a la primera, saldrá perfecto a la décima.

Ingredientes

  • 2 filetes de pechuga
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite
  • ¼ de cebolla
  • Dos o tres champiñones
  • 75 cl de nata líquida vegetal o sin lactosa
  • Un vasito de vino blanco para cocinar

Preparación

El primer paso es salpimentar los filetes de pechuga. Ponemos la sartén al fuego con un chorrito de aceite. Con una cucharada es más que bastante. Doramos las pechugas y las retiramos del fuego.

Ahora troceamos muy bien el champiñón. Troceamos muy bien la cebolla. Añadimos estos dos ingredientes en la sartén previamente usada, y dejamos que se vayan haciendo.

Cuando estén en su punto (que la cebolla ya no esté dura y el champiñón algo dorado) le añadimos el vino blanco. Y dejamos que se evapore. Puede tardar unos 3-5 min.

Bajamos el fuego a fuego medio-bajo y añadimos la nata líquida sin lactosa o vegetal. Esperamos unos 3 o 4 min a que espese un poco y añadimos los filetes de pechuga para que terminen de hacerse con la mezcla.

Después de unos 2 o 3 min, solo queda servir y listo para comer.

Consejos

– Recordad lo que os he dicho al principio. No es malo que no esté muy picado, pero se mezcla mejor con la nata.

– Yo he añadido unas ramitas de cebollino. No es necesario, pero puede darle otro punto de sabor.

– He usado nata vegetal porque la nata sin lactosa no me sentaba muy bien. Si en vuestro caso no tenéis ningún problema podéis usarla.

 

 

Pizza Barbacoa sin lactosa

2013-08-09-21.32.46-1024x768

Después de conocer cómo hacer la masa de pizza, ahora solo queda experimentar con ella. Cuando podía comer pizzas esta era una de mis preferidas, así que he intentado hacerla lo más parecida posible.

Ingredientes

  • Masa de pizzas
  • 1 hamburguesa
  • Tomate frito
  • Salsa barbacoa sin lactosa
  • Queso rallado sin lactosa

Preparación

El primer paso es preparar la masa de pizza como hicimos en esta receta. Ahora precalentamos el horno a 180 grados. Una vez preparado cogemos el tomate y lo untamos sobre la pizza en forma de espiral y de dentro a fuera. Después hacemos lo mismo con la salas barbacoa. Echamos el queso rallado sin lactosa por encima, hasta dejarlo bien recubierto. Con la hamburguesa la destrozamos con las manos haciendo trocitos de ella y como si fuera queso rallado, lo vamos esparciendo por toda la pizza.

El siguiente paso es poner la pizza en el horno y esperar unos 15 o 20 min a que este perfecta para comer. Solo queda sacarla y ponerla en el plato y listo!

Consejos

– La carne de la hamburguesa puede ser de cualquier carne. Hay de pollo, de pavo, de vaca,… Pero nada de usar hamburguesas tipo McDonalds!

– Si preferís usar carne picada, recordad usar la misma cantidad que una hamburguesa o hamburguesa y media. Con el resto de la carne picada podéis prepararos vuestras propias hamburguesas y congelarlas o usarla para platos de pasta.

– Como siempre os recuerdo que mi grado de intolerancia no es tan elevado como otros. Yo he podido usar la salsa barbacoa que hay en Mercadona. El queso es el queso rallado sin lactosa de Mercadona.

– Recordad de untar con una buena cantidad de harina y aceite de oliva la bandeja del horno antes de poner encima la masa de pizza o se os quedará apegada.

Pechugas de pollo con salsa de miel y limón

2013-08-05-20-31-04-1024x768

Como sabréis me cuesta horrores comer frutas y las tengo que esconder per a poder pegarles bocados. Con esta receta tomamos el zumo de un limón y añadimos de esa manera una de las 5 frutas y verduras que hacen falta al día.

Esta receta nace del cansancio de comer pechuga con kétchup; porque sí, se pueden añadir otros ingredientes para hacerla sabrosa. Como siempre, receta fácil y sencilla para poder cocinar cualquiera.

Ingredientes

  • 2 trozos de pechuga
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 limón
  • 1 patata
  • Una pizca de sal
  • Aceite de oliva

Preparación

Empecemos esta receta haciendo zumo de limón con el limón. En un bol ponemos el zumo de limón, las 3 cucharas de miel, la pizca de sal y un poco de aceite de oliva. Con todos los ingredientes juntos, vamos a mezclarlos bien.

Una vez mezclado cogemos las pechugas de pollo y las cortamos en tiras. Ponemos la pechuga en el bol y lo mojamos bien. En este momento tapamos el bol y lo dejamos en la nevera entre media hora y una hora entera.

2013-08-05-20-13-13-1024x768

Pelamos la patata y la cortamos en tiras. Lo dejamos en agua durante unos 15 min para que suelte el almidón.

Ponemos aceite en una sartén y cuando esté caliente metemos las tiras de patata para freírlas. Terminadas de freír la ponemos en un plato con un papel absorbente y las dejamos de lado mientras van perdiendo el exceso de aceite.

Quitamos el aceite de la sartén y ponemos los trozos de pechuga ahora en ella a fuego medio. Cuando estén hechos (que no dorados) metemos la mezcla del bol en la sartén. El siguiente proceso es dejar que se vaya evaporando la mezcla hasta que quede la salsa de miel.

Solo nos queda emplatar y listo!

Consejos

– Si vais a hacer más trozos de pechuga recordad añadir más cantidad de miel y zumo de limón.

– Recordad de no poner los trozos de patata con aceite hirviendo. Si esta muy caliente os salpicará mucho.

– No os paséis con la cantidad de pechuga y salsa. Al ser miel es muy dulzón y se puede hacer pesado comer.

– Yo he usado patatas para acompañar pero podéis poner cualquier otra cosa como, por ejemplo, verduras salteadas.

A %d blogueros les gusta esto: