Empanadillas de Atún y Huevo

2013-07-23_12-32-541-768x1024

Hace tiempo que no cocino nada por problemas de salud, pero hace unos días que le iba dando vueltas a esta receta. Es perfecta para una merienda, un almuerzo, cuando te apetezca picotear algo,… Además es muy fácil de cocinar y para manos inexpertas es una muy buena manera de empezar cocinando.

Ingredientes

  • Hojaldres sin lactosa
  • 1 lata de atún
  • 2 huevos
  • Tomate frito

Preparación

Cogemos uno de los huevos y lo ponemos a hervir unos 10 o 12 min. Una vez cocido ponemos a precalentar el horno a 180 grados.

El siguiente paso es coger la lata de atún y quitarle todo el aceite. Cuando esté bien escurrido meterlo en un bol. Con el huevo ya templado podemos quitarle la cáscara y cortarlo en taquitos pequeños. Una vez hecho esto solo queda ponerle el tomate y mezclar bien.

Con la mezcla hecha, vamos a coger el otro huevo y ponerlo en otro plato para batirlo. Ahora tocara coger los hojaldres y empezar a rellenarlos. Recuerda que se pone la cantidad en el medio y la suficiente para poder cerrar el hojaldre sin problemas. Una vez cerrado con un tenedor vamos a ir pegando por toda la zona exterior (con esto queda la típica zona ondulada), dejándolo así cerrado completamente.

Para finalizar con un pincel de cocina se moja en el huevo batido y se unta en cada una de las empanadillas. Lo ponemos en el horno y esperamos a que estén dorados. Cuando veamos que están en su punto solo queda sacarlos y dejarlos enfriarse para poder comerlos.

Consejos

– El tomate que yo he usado es el tomate frito de lata, no el de tipo solis. Con este deja más sabor a tomate, además de que es más espeso.

– La cantidad de tomate que hace falta no la he puesto ya que es depende del consumidor. Yo le he puesto como 2 o 3 cucharadas soperas. Cuanto más tomate más blandas quedarán por dentro.

– Intentad quitar el máximo de aceite que podáis al atún. Cuanto más aceite quede más pesado y blando quedará por dentro.

– Los hojaldres que yo he usado son unos de La Cocinera. Son pequeños y por eso me ha dado para 9 o 10 empanadillas. Las hay de varios tamaños, así que todo depende del cocinero qué cantidad quiera hacer.

– Con el huevo batido se puede usar para otras cosas luego. En mi caso, como ayer comí tortilla, me he preparado una mascarilla casera con el huevo y 2 cucharadas de miel. No hay que tirar nunca nada.

– Recuerda! Algunos hojaldres contienen lactosa. Revisa antes de comprar. Yo he usado los de La Cocinera, pero puede ser cualquier otro que no contenga lactosa.

 

Paninis con atún y queso sin lactosa

2013-02-28_20-50-331-1024x768

Esta nueva receta es facil y sobretodo buena, bonita y barata. Me la aconsejó un día un amigo mientras yo estaba con la mente en blanco y no sabia que poder cocinar, y hoy en día la suelo hacer más de dos o tres veces al mes. Yo la suelo hacer cuando no tengo masas de pizza o cuando queda un poco de pan por la noche que ya no sé que hacer con él. También se puede utilizar con ese pan que se esta poniendo algo duro y no sabes cómo utilizarlo.

Ingredientes

  • 1 barra de pan
  • 1 lata de atún en aceite
  • Aceitunas
  • Queso rallado sin lactosa
  • Orégano
  • Tomate frito

Preparación

Cogemos la barra de pan y cortamos por la cantidad que queramos comer, recordando siempre que saldrán dos paninis. Una vez cortada le ponemos por encima el tomate frito, el atún y las aceitunas. Espolvoreamos el queso sin lactosa por encima de los paninis, y por último le ponemos el orégano. Precalentar el horno a 180º. Una vez terminado los paninis los ponemos en el horno y los dejamos calentar durante unos 10 min, controlando siempre el pan para que no se nos queme. Los sacamos del horno y listos para comer.

Consejo

– El queso rallado da igual de que marca sea. Yo he usado el de la marca Hacendado porque es el que más cerca tengo y, además, es el más económico.; pero puedes usar cualquier tipo.

– No he puesto cantidades de nada porque es al gusto. Cuanto más tomate pongas más blando estará el pan por dentro. Cuanto más atún pongas más sabor tendrá a atún… y así todo.

- Y como siempre la imaginación al poder. Se puede hacer a final de mes cuando ya no queda casi nada en la despensa o la nevera. Se puede poner todo lo que uno quiera poner.

A %d blogueros les gusta esto: