Canelones de Atún

2013-11-05-13.01.12-1024x768

Esta es una de esas recetas que asusta por la cantidad de ingredientes que hay, y por que hay cocinar varias veces para hacer un plato. Si tenéis miedo a los fogones porque os sentís torpe os prometo que con esta receta se os van todas las dudas. La única dificultad es hacer la bechamel, pero veréis que no es nada difícil. Cocinamos?

Ingredientes

  • 4 canelones
  • 1 y ½ de harina
  • 1 y ½ de margarina sin lactosa
  • 250 ml de leche de soja o sin lactosa
  • 1 zanahoria
  • ¼ de cebolla picada
  • 1 lata de atún
  • Champiñones
  • Sal
  • Nuez moscada
  • Queso rallado sin lactosa
  • Pimienta molida
  • Un chorrito de vino blanco

Preparación

Primero haremos el sofrito de dentro del canelón. Para ello ponemos en una sartén con aceite la zanahoria picada y pelada. Pensad que cuanto más pequeños sean los taquitos de zanahoria antes se cocinarán, por tanto fijaros en el color que tengan. En el momento que empiecen a dorarse, cortamos los champiñones en taquitos y los añadimos. Removemos para que no se quemen y añadimos la lata de atún. Cuando todo tenga color y el atún esté cocinado, ponemos la cebolla picada. La cebolla se cocina más rápido que todo lo demás, por esto es que lo ponemos al final.

Cuando esté casi cocinado (después de remover uno o dos minutos a fuego medio) añadimos sal y pimienta molida. Removemos para que coja gusto durante un minuto y añadimos el chorrito de vino blanco. Lo suficiente para rehogarlo (como un vasito pequeño). Dejamos que se vaya evaporando y removemos de vez en cuando. Con el vino evaporado, lo apartamos del fuego y reservamos.

Ahora vamos a poner un cazuela agua, aceite y sal. Cuando hierva añadimos la pasta de los canelones para que se cocine. Para saber cuando están en su punto mirad la caja, suele ser unos 10 o 12 minutos. Id con cuidado con el tiempo, ya que si os pasáis la pasta estará demasiado hecha y se romperán cuando le pongamos el relleno. Una vez hechos los hay que quitarlos del agua.

Vamos a hacer la bechamel. En otra cazuela ponemos la leche de soja y dejamos que hierva. En un vasito pequeño ponemos la margarina y la calentamos en el microondas para que se derrita. En el momento en que la leche esté hirviendo vamos añadiendo poco a poco la margarina. Removemos sin parar y añadimos, sin parar de remover, la harina tamizada (para tamizar recordad pasarla por un colador de rejillitas). Añadir muy poco a poco para que no se hagan grumos. Ahora ponemos sal, pimienta negra y nuez moscada. Removemos para que se mezcle bien.

En un paño limpio vamos a extender la pasta de los canelones. Vamos a precalentar el horno a 180 grados. Ponemos el relleno dentro de cada canelón y los ponemos en una cazuela pequeña. En la que os enseño en la foto pueden caber hasta 6 canelones.

2013-11-05-12.58.40-1024x768

Les echamos por encima la bechamel y ponemos un poco de queso rallado encima del todo. Lo ponemos en el horno y a gratinar. Cuando veáis que ya está gratinado, solo quedará sacar del horno y ponerlo en el plato.

Consejos

– Si veis que la bechamel esta demasiado espesa solo hay que ponerle un poco más de leche. En el caso contrario, si esta demasiado líquida, habrá que ponerle más harina.

– No os paséis con la nuez moscada u os matará el sabor de la bechamel

– Si no estáis seguros de cuanto tiempo llevan los canelones, fijaros en que estén ya flexibles del todo. Tocad un poco la pasta. Si está bastante blanda sacadlos. A la próxima mirad el tiempo ;)

– Podéis hacer de más para usarlo durante dos días o más, ya que al congelarlos no pierden el sabor tanto como otro tipo de comidas.

 

2 comments

Un comentario para la chef!