Tarta de limón sin lactosa

IMG_20140713_120848166

Hacía mucho que vengo teniendo el antojo de mousse de limón. Me parece que da un toque fresco y ácido a cualquier postre. La cosa es que encontré una recepta parecida que hizo una periodista de la tele (solo diré que sale con un futbolista jajaja) y me la apañé para que sea apta para tod@s nosotr@s. Le damos el visto bueno?

Ingredientes

Para la base

  • 15 o 20 galletas sin lactosa
  • 3 cucharadas de margarina sin lactosa o vegetal

Para el relleno

  • 2 tarrinas de queso de untar sin lactosa
  • 200 ml nata sin lactosa
  • 1 sobre de gelatina sabor limón
  • Zumo de 2 o 3 limones
  • 100 gr de azúcar
  • Ralladura de limón

Preparación

Empezamos por triturar las galletas, podemos hacer el paso con un mortero o con una batidora. Depende del modelo de galletas que usemos nos costará más o menos y nos vendrá mejor tener a mano una batidora.

Calentamos la margarina y la echamos encima de las galletas. Removemos hasta que empiece a separarse en trocitos. En un molde ponemos en su base la pasta de las galletas y con la ayuda de los dedos vamos aplanando y poniéndola por todo el molde. Recordad no dejar ni un trocito libre, si ocurre ese caso solo hay que trocear un poco de galleta extra, un poco de margarina y lo añadimos a la base. Lo dejamos en la nevera para que enfríe durante unos 15-20 min.

Ahora calentamos en un cazo ¼ l de agua. Cuando hierva le añadimos la gelatina en polvo y removemos hasta su completa disolución. Lo dejamos a fuego muy bajo para que no se nos queme y lo mantenemos en el fuego.

En un bol añadimos el azúcar y la nata. Batimos hasta que se mezcle bien, como si estuviéramos haciendo nata montada. Cuando veamos que deja de estar tan líquida, que se nos monta muy poco (veremos que cuando pasan las varillas dejan ya una marca de rastro) añadimos las tarrinas de queso de untar, el zumo y la ralladura de limón. Lo mezclamos todo.

Para terminar añadimos poco a poco, mientras no dejamos de batir, la gelatina de limón. Una vez que esté todo homogéneo, lo ponemos en el molde (previamente sacado de la nevera). Volvemos a ponerlo todo dentro de la nevera unas 3 o 4 horas (yo suelo dejarlo toda la noche) y listo para sacar y servir.

 

Consejos

– Si os preocupa que la gelatina se os queme, podéis dejarla para el final. Cuando la añadáis a la mezcla solo hay que esperar que esté templada y listo.

– Lo del detalle de la nata es para conseguir que sea un poco más esponjosa, como tipo mousse.

– Por encima podéis añadirle cualquier cosa. Yo iba a ponerle gelatina de otro sabor, pero no tenía un molde que igual que la base de la tarta.

– Cuidado con la gelatina!!! Yo me confié y compré una gelatina que puede contener trazas. Fijaros bien para no tener sustos después

 

 

 

This entry was posted in Postres.

Un comentario para la chef!