Cómo dectectar la intolerancia a la lactosa?

Os voy a contar mi propia experiencia personal como modo introductorio. Yo empecé a notar que muchas veces cuando terminaba de comer no me sentía bien, notaba como un sudor frio en las manos, como la mirada nublada y un dolor en la tripa. La cosa derivó a que muchas veces tenía que ir corriendo al baño a vomitar o el intento de ello, porque solo salía aire de mi boca.

Me puse a mirar por internet los síntomas y no se cómo llegué a la conclusión de que era intolerancia a la lactosa. Años más tarde por fin me han hecho caso en el médico y sin hacerme ninguna prueba concluyente me han dicho que puede que tenga intolerancia.

Qué es lo peor de todo esto? Que nadie me ha explicado nada sobre la lactosa ni nadie me ha hecho un test para detectarlo. Así hasta os voy a informar de las maneras adecuadas para saber si eres intolerante o no a la lactosa:

– La primera de ella, y que puedes hacer tú mismo en casa es retirar los alimentos que contengan lácteos. Al principio de te vas a abrumar cuando veas que casi todo contiene lactosa. El gesto más básico es el de cambiar la leche de vaca por la de soja. Con esto ya notarás que las digestiones son menos pesadas.

– El segundo es acudir a tu médico. El cual no puede saber a través de una ecografía si tienes intolerancia o no (que es lo que hicieron en mi caso). Lo que deberían hacerte es:

A) Test de hidrógeno en el aliento (método más utilizado)
Allí te suministrarán una solución con lactosa (25-50g de lactosa en 200-400ml de agua) y a intervalos posteriores de tiempo de 15 minutos te hacen soplar unas bolsas herméticas o probetas de donde se recogen muestras. Cuando los azúcares no digeridos son transportados al intestino grueso, las bacterias presentes allí lo utilizarán como alimento y crearán hidrógeno como producto de desecho. El hidrógeno es absorbido por el caudal de sangre y expedido en la respiración. El hidrógeno detectado en la respiración indica que el azúcar ha entrado en el intestino grueso no habiendo sido bien absorbido en el intestino delgado. Se debe constatar un aumento del hidrógeno en la respiración tras la ingesta de la lactosa y en base al resultado se determinará su grado de intolerancia.

 

B) Test sanguíneo de sobrecarga de lactosa
Primero te hacen una extracción de sangre para conocer tu glucemia basal (nivel de glucosa en sangre inicial). Después, como en el test del hidrógeno, te suministrarán 100 gramos de lactosa en una solución con agua. Seguidamente pasados 60 y 120 minutos se toman de nuevo muestras de sangre. Si no se produce la liberación de la glucosa -por la ausencia de la acción de la lactasa que debería estar en el intestino- no se produce una absorción de la glucosa al torrente sanguíneo a través de la pared intestinal y por tanto no se incrementa el nivel de glucosa en la sangre y por tanto se puede decir que existe una intolerancia a la lactosa. Se puede afirmar que existe intolerancia a la lactosa si la glucemia (nivel de glucosa en sangre) después de la toma de la lactosa no sube más de 14,4mg/dl (0,8mmol/l) respecto al valor basal (inicial).

 

 

C) Biopsia del intestino delgado
Las muestras de una biopsia del intestino delgado pueden obtenerse por EGD (esófagogastroduodenoscopia) u otra endoscopia del tracto gastrointestinal superior. Te introducen un tubo flexible de fibra óptica (endoscopio) a través de la boca o nariz hacia el tracto gastrointestinal superior. Las muestras de tejido obtenidas durante la endoscopia son enviadas al laboratorio para ser examinadas. Se constata la presencia o no de lactasa en la mucosa intestinal.

– Si después de leer todo esto os da miedo ir al médico porque no queréis pasar un mal rato, hay otro tipo de test de intolerancia pero estos ya serían de pago. En estos casos id muy en cuidado porque os pueden quitar desde 60 euros hasta más y al final diagnosticarte algo que no es. En mi caso me han intentado vender el test de una máquina que por radiofrecuencia podía saber a cuantos alimentos era intolerante. Busqué por internet y eso era como el timo de la estampita.

Así preguntad en vuestro centro de salud si tienen las herramientas adecuadas para haceros un test de intolerancia, porque vosotros mismos podéis creeros intolerantes pero no sabréis en que grado de intolerancia estáis. Eso es trabajo para profesionales médicos.

Fuente:

http://www.lactosa.org/saber.html

One comment

  1. SinlactosaYaloloco says:

    Más razón que un santo! hay gente que se autodiagnostica porque no le queda otra.
    A mí me mandaron el test de sangre (+prueba de gluten) y ahí cada médico hace alguna variación (pequeña) si lo ve conveniente. A mi me sacaron a los 0′, 30′ y 60′ y menos mal porque ya eran tres pinchazos. De todas formas la prueba de fuego es que ese día te acuerdas del bote de lactosa sabor a tang naranja y de su madre tooodo el día. Y dando gracias a que el médico no lo dudó, hasta que no me mandó las pruebas no empecé a investigar, de hecho me pareció una tontería que fuera por la lactosa, y ya ves… Felicidades por la web, chef!

Un comentario para la chef!