Calzone

2013-09-23-13.02.54-1024x768

No sabia si ponerlo dentro de recetas, ya que yo lo veo como una medio pizza. Sin embargo me gustaría daros algunos consejos al hacerla. Os espero que me digáis que tal os salió. En algunos sitios pone los ingredientes que usar. En mi caso me parece inapropiado ya que puedes ponerle dentro lo que te apetezca.

Preparación

Hacemos la masa de pizza. Precalentamos el horno a 180 grados. Una vez hecha ponemos el tomate por toda la base y en la mitad empezamos a poner los ingredientes. Recordad poner buena cantidad de todo lo que queráis ponerle. Luego ponemos la mitad sin nada encima de la otra mitad y la cerramos como si fuera una empanadilla gigante. Dejamos en el horno que se haga unos 15 min y a comer!

Consejos

– Recordad hacer la masa fina, sino os quedará demasiada masa y hará falta mucha comida.

– Qué ingredientes ponerle dentro? Los que os guste! Probad, innovad! En mi caso tiene aceitunas, champiñones, trozos de salmón, trozos de cebolla picada, tomate y queso rallado.

Pizza Barbacoa sin lactosa

2013-08-09-21.32.46-1024x768

Después de conocer cómo hacer la masa de pizza, ahora solo queda experimentar con ella. Cuando podía comer pizzas esta era una de mis preferidas, así que he intentado hacerla lo más parecida posible.

Ingredientes

  • Masa de pizzas
  • 1 hamburguesa
  • Tomate frito
  • Salsa barbacoa sin lactosa
  • Queso rallado sin lactosa

Preparación

El primer paso es preparar la masa de pizza como hicimos en esta receta. Ahora precalentamos el horno a 180 grados. Una vez preparado cogemos el tomate y lo untamos sobre la pizza en forma de espiral y de dentro a fuera. Después hacemos lo mismo con la salas barbacoa. Echamos el queso rallado sin lactosa por encima, hasta dejarlo bien recubierto. Con la hamburguesa la destrozamos con las manos haciendo trocitos de ella y como si fuera queso rallado, lo vamos esparciendo por toda la pizza.

El siguiente paso es poner la pizza en el horno y esperar unos 15 o 20 min a que este perfecta para comer. Solo queda sacarla y ponerla en el plato y listo!

Consejos

– La carne de la hamburguesa puede ser de cualquier carne. Hay de pollo, de pavo, de vaca,… Pero nada de usar hamburguesas tipo McDonalds!

– Si preferís usar carne picada, recordad usar la misma cantidad que una hamburguesa o hamburguesa y media. Con el resto de la carne picada podéis prepararos vuestras propias hamburguesas y congelarlas o usarla para platos de pasta.

– Como siempre os recuerdo que mi grado de intolerancia no es tan elevado como otros. Yo he podido usar la salsa barbacoa que hay en Mercadona. El queso es el queso rallado sin lactosa de Mercadona.

– Recordad de untar con una buena cantidad de harina y aceite de oliva la bandeja del horno antes de poner encima la masa de pizza o se os quedará apegada.

Masa para pizzas

IMG_20140318_203257459

 

La primera vez que hice la masa para pizzas me prometí a mi misma no volver a comer masas precocinadas. Lo que me estaba perdiendo! Os prometo que una vez que lo hagáis no aceptareis ya cualquier pizza, solo las que sepan igual de bien que las vuestras.

Ingredientes

  • 100 cl de agua
  • 150 gr de harina
  • 1 pizca de sal
  • ½ sobre de levadura
  • 7 cl de aceite de oliva

Preparación

Cogemos un bol y metemos todos los ingredientes secos (la harina, la levadura y la sal) y los mezclamos bien. Ahora haremos un agujero en el centro donde meteremos el agua templada y el aceite de oliva.

Removemos con un tenedor hasta que la masa se empiece a despegar del bol. En este momento lo puedes seguir mezclando con tu propia mano. Recuerda que cuando te pongas a mezclar de enharinar la mano para que no se os quede pegada la masa en las manos.

Con la masa ya bien unificada vamos a enharinar la mesa un poco. Ahora vamos a amasar y estirar la masa encima de esa zona. Cuando ya esté bien estirado lo doblamos por la mitad y repetimos el proceso. Así estaremos durante 5 min.

Para que quede bien fina pasmos un rodillo por encima y le damos la forma redondeada. Solos nos quedará ponerle los ingrediente que queramos para la pizza y al horno!

Consejos

– La harina que usaremos es harina de pizza o fuerte. No uséis la de bizcochos porque os quedara demasiado esponjosa y los bordes no os sabrán bien.

– Con esta receta os da para hacer una pizza pequeña

– El aceite de oliva se puede cambiar por aceite de girasol

– El agua debe de estar templada. Puede ser del tiempo o calentarla unos segundos en el microondas.

 

Paninis con atún y queso sin lactosa

2013-02-28_20-50-331-1024x768

Esta nueva receta es facil y sobretodo buena, bonita y barata. Me la aconsejó un día un amigo mientras yo estaba con la mente en blanco y no sabia que poder cocinar, y hoy en día la suelo hacer más de dos o tres veces al mes. Yo la suelo hacer cuando no tengo masas de pizza o cuando queda un poco de pan por la noche que ya no sé que hacer con él. También se puede utilizar con ese pan que se esta poniendo algo duro y no sabes cómo utilizarlo.

Ingredientes

  • 1 barra de pan
  • 1 lata de atún en aceite
  • Aceitunas
  • Queso rallado sin lactosa
  • Orégano
  • Tomate frito

Preparación

Cogemos la barra de pan y cortamos por la cantidad que queramos comer, recordando siempre que saldrán dos paninis. Una vez cortada le ponemos por encima el tomate frito, el atún y las aceitunas. Espolvoreamos el queso sin lactosa por encima de los paninis, y por último le ponemos el orégano. Precalentar el horno a 180º. Una vez terminado los paninis los ponemos en el horno y los dejamos calentar durante unos 10 min, controlando siempre el pan para que no se nos queme. Los sacamos del horno y listos para comer.

Consejo

– El queso rallado da igual de que marca sea. Yo he usado el de la marca Hacendado porque es el que más cerca tengo y, además, es el más económico.; pero puedes usar cualquier tipo.

– No he puesto cantidades de nada porque es al gusto. Cuanto más tomate pongas más blando estará el pan por dentro. Cuanto más atún pongas más sabor tendrá a atún… y así todo.

- Y como siempre la imaginación al poder. Se puede hacer a final de mes cuando ya no queda casi nada en la despensa o la nevera. Se puede poner todo lo que uno quiera poner.

A %d blogueros les gusta esto: