Resultados encuesta (3/3)

Y terminamos ya con los resultados de la encuesta. Viene la última pregunta que está respuesta y otras que no he encontrado ninguna relación alguna. Quizá esto nos ayude un poco a entender nuestro problema.

Vamos con el tema de la genética. A la pregunta “algún familiar tiene alguna intolerancia o alergia?” el resultado me ha sorprendido y mucho.

Empecemos por explicar el 35% que ha dicho que sí. Solo el 17% tiene familiares con intolerancia a la lactosa. O lo que es lo mismo, de 58 personas solo 10 tienen familiares con los mismos problemas que ellos.

Ahora voy a explicar en 62% que ha dicho que no y diré que no es muy fiable. Por qué? Como todos sabemos, en nuestra sociedad aún no es muy conocida esta dolencia y hay mucha gente que solo considera que la leche “no le sienta bien”. Si realmente hiciéramos la prueba a todos los españoles veríamos que realmente el índice de gente que sufre en mayor o menor medida la intolerancia a la lactosa es mucho más elevado que el que conocemos. Os cuento mi propio caso: Mi abuela materna jamás tomaba productos lácteos o en muy poca cantidad porque “no le sentaba bien”. Era intolerante a la lactosa? Pues no lo sabremos nunca porque nadie le hizo la prueba, pero tiene toda la pinta. Si alguien pregunta en mi familia yo soy la única con esta intolerancia, pero a la vista está que no. Entendéis por qué no me puedo fiar de ese NO?

PREGUNTAS INCONCLUYENTES

A la pregunta sobre la dieta y el deporte fue para tratar si era un problema de falta de vida sana que podría hacer que fuera más o menos severa la enfermedad. El resultado es que da igual el ritmo de vida que llevemos, ya que no es un factor que implique validez al grado de intolerancia.

A la pregunta sobre a la peor hora que tenemos los síntomas tampoco ha salido nada claro. Por qué esta pregunta? Porque dicen que la lactosa es más fácil de digerir cuando tenemos el estómago lleno y produce menos síntomas o en menor medida. Con estos resultados queda claro que da igual que tengamos el estómago vacío o lleno, que sea de día o de noche,… no tenemos lactasa en el cuerpo, así que nuestro cuerpo no va a tolerar que dejemos pasamos ni el más mínimo de lactosa por mucho que esté envuelta en mogollón de comida.

Sobre los medicamentos puedo que decir que tampoco son un valor añadido. Tomar mucha medicación por un tiempo prolongado de tiempo puede hacernos daño al estómago e irritarlo. Mi duda surgió si alguno de estos fármacos podría acelerar o agravar el grado de intolerancia a la lactosa. Esto podría ser factible en los casos que su intolerancia no sea genética, pero como ya comenté en el Facebook me asaltó la duda de que a nadie nos han hecho una prueba genética (entiendo que porque es muy cara y que solo la podrían hacer un centro privado, de lo que no sé el precio).Por eso esta prueba queda como irrelevante e imposible de diagnosticar por uno mismo si es que solo tiene el intestino irritado por la medicación (a no ser que después de haber dejado la medicación durante unos 6 meses intente probar si puede volver a tomar lactosa, que eso ya cada uno).

Para finalizar quiero dar las gracias a todas las personas que han colaborado en este estudio del cual sé que no he respondido a ninguna de las preguntas que me asaltaban. Puse un apartado para las preguntas que tenéis vosotros y en el caso que queráis volver a participar podríamos resolver todas esas dudas. Y vuelvo a repetir que este estudio NO ES MÉDICO, no estoy diagnosticando a nadie. Si crees que tienes intolerancia a la lactosa acude a tu médico de cabecera e indícaselo.

Leche Kaiku Sin Lactosa

IMG_20140519_172222597

Cuando empecé a sentirme mal por la intolerancia a la lactosa, y antes de ser médicamente diagnosticada, lo primero que cambié fue la leche porque fue lo primero que noté que me sentaba mal. Probé todas las leches que había hasta encontrar la que era más apta para mí. Entre ellas probé la leche de Kaiku Sin Lactosa y no me sentó nada bien.

Por ello desde hace 3 años la leche que uso de normal es de soja de la marca Asturiana, que tiene un sabor suave y me gusta. Con esto no significa que sea la mejor que hay ni nada por el estilo, pero es la que se adapta a mis gustos personales. Sin embargo, Kaiku Sin Lactosa me ha dado la oportunidad de volver a tomar su leche y cual fue mi sorpresa al ver que me sentaba bien. No hubo ningún síntoma, ni nada por el estilo.

He de reconocer que el primer vaso que tomé tenía el miedo en el cuerpo porque recordaba los malos ratos que he pasado en el pasado con otras leches. Esperé un tiempo determinado (entre una hora o dos) y comprobé que no había ni rastro de síntomas. Los siguientes vasos fueron un auténtico disfrute de sabor, olor y color.

Lo mejor fue el sabor que tiene. Volví a reencontrarme con el sabor y el olor a leche de vaca. Aunque suene absurdo, es como volver a tomar lo que es natural. Tomar de nuevo lo que has tomado tu vida y de lo que no eres consciente hasta que lo pierdes.

Hasta me sorprendió la blanca que es la leche! La leche de soja es más beige (izquierda), cosa que no era consciente hasta que vi la leche de Kaiku Sin Lactosa (derecha) y vi esa tan blanca que no me parecía normal.

IMG_20140519_164215314

Lo mejor de todo es que esta leche no hace falta que la enriquezca de nada porque la propia leche ya lleva calcio y vitaminas que nos hacen falta para nuestra ingesta diaria. Yo soy de las personas que prefieren las cosas naturales, sobretodo después de ver en ciertos productos la cantidad de “mierda” que les meten (es la parte buena que tiene leer las etiquetas de absolutamente todo).

Solo queda añadir que si sois intolerantes a la proteína de la leche mejor que no la toméis, ya que contiene en su composición. Por mi parte se han ganado a una nueva consumidora.

Respuestas a la encuesta (2/3)

Vamos con la segunda parte de la encuesta. Esta solo hablo de una única pregunta, la cual creo que es importante y es la que más me gustaría una respuesta médica que me indicara porque cuando explicamos nuestro problema lo primero que nos digan es que sufrimos algún problema psicológico.

A la pregunta de “sufres algún problema psicológico?” está es la respuesta de la gente:

Sin título

Como veis abunda el que NO. Esta pregunta viene porque muchos habéis dicho que el primer diagnóstico que os dieron era que sufrías de estrés o nervios. Os voy a poner la lista de los síntomas del estrés:

  • Obesidad y sobrepeso
  • Pérdida del cabello
  • Depresión
  • Reducción del deseo sexual
  • Menstruación irregular
  • Acné
  • Úlceras
  • Insomnio
  • Disminución de fertilidad
  • Enfermedades cardíacas

 

Ahora los síntomas de la ansiedad (aquí hay para dar y vender):

Síntomas Cardiovasculares:

  • Taquicardia o pulso acelerado.
  • Elevación de la tensión arterial.
  • Sensación de tensión baja o desmayos.
  • Arritmias.
  • Palpitaciones; dolor precordial en el pecho.
  • Opresión en el pecho.
  • Palidez o rubor.

Síntomas respiratorios:

  • Sensación de ahogo o de falta de aire (disnea); sensación de opresión o constricción en el tórax.
  • Suspiros.
  • Ritmo respiratorio acelerado y superficial (hiperventilación)

Síntomas gastrointestinales:

  • Náuseas.
  • Sensación de atragantamiento o dificultad para tragar.
  • Vómitos.
  • Diarreas, heces blandas, dolor abdominal, cólicos intestinales.
  • Sensación de ardor, pesadez abdominal.
  • Borborigmos.
  • Flatulencia o gases.
  • Aerofagia o tragar aire.
  • Pérdida de peso.
  • Estreñimiento.

Síntomas genitourinarios:

  • Micciones frecuentes, micción urgente; dolor al orinar.
  • Amenorrea; menorragia.
  • Disminución del deseo sexual o anorgasmia (pérdida de la libido).
  • Eyaculación precoz e impotencia o disfunción eréctil en el hombre.

Síntomas neurovegetativos:

  • Sequedad de mucosas, especialmente de boca y lagrimales.
  • Sudoración y salivación excesiva, en algunos pacientes es la viceversa.
  • Sensación de desmayo inminente.
  • Rubor o palidez.
  • Vértigos.
  • Cefaleas.
  • Erectismo piloso (piel de gallina).

Síntomas neurológicos:

  • Temblores.
  • Hormigueo o parestesias.
  • Hipersensibilidad a los ruidos, olores o luces intensas.
  • Mareos o inestabilidad.
  • Insomnio: dificultad para conciliar el sueño, sueño interrumpido, sueño insatisfactorio o no reparador, sensación de fatiga al despertar, pesadillas, terrores nocturnos.

Síntomas somáticos musculares:

  • Cefaleas tensionales, especialmente en la nuca.
  • Contracturas musculares; espasmos musculares y calambres.
  • Rígidez muscular.
  • Dolor muscular.
  • Tics.
  • Rechinar de dientes.
  • Voz vacilante.

Síntomas somáticos sensoriales:

  • Zumbido de oídos.
  • Visión borrosa.
  • Oleadas de frío o calor.
  • Sensación de debilidad.
  • Parestesias (pinchazón, picazón, hormigueos).

Otros síntomas psicofísicos:

  • Fatiga y agotamiento; fatigabilidad.
  • Astenia (neurastenia).
  • Sensación de tensión e inquietud.
  • Llanto fácil.
  • Imposibilidad de relajarse.
  • Impaciencia.
  • Rostro preocupado.
  • Suspiros, respiración rápida, palidez facial, deglución de saliva, eructos, tics.
  • Tartamudez.
  • Disminución o aumento del apetito.

Funciones Intelectuales y cognitivas:

  • Dificultad o falta de atención-concentración.
  • Dificultad para dejar la mente en blanco.
  • Problemas de memoria.
  • Pensamiento acelerado, o al contrario, embotamiento.

Síntomas Mentales, Cognitivos o subjetivos:

  • Ansiedad o angustia: Si es persistente, da lugar a alteraciones de las funciones mentales superiores, además de generar pensamientos, ideas e imágenes negativas. Los temores o miedos que pueden llegar a ser muy intensos, llegando al terror o pánico.
  • Temor anticipatorio (ansiedad anticipatoria): se espera que suceda lo peor.
  • Sensación de inseguridad.
  • Irritabilidad.
  • Aprensión.
  • Preocupación.
  • Sentimientos de minusvalía o inferioridad.
  • Incapacidad de afrontar diferentes situaciones.
  • Sentirse amenazado, como anticipando eventuales peligros.
  • Indecisión.
  • Apatía, pérdida de interés, anhedonia.
  • Humor variable a lo largo del día.
  • Pérdida de la objetividad y de la capacidad para pensar con lucidez.
  • Humor depresivo.

 

Ahora voy a poneros los síntomas de la intolerancia la lactosa:

  • Cólicos abdominales
  • Distensión abdominal
  • Malabsorción
  • Flatulencias (gases)
  • Pérdida de peso
  • Desnutrición
  • Crecimiento lento (en niños)
  • Diarrea
  • Heces flotantes y con olor fétido
  • Estreñimiento y defecación con ardor
  • Erupciones cutáneas

 

Con lo que muy parecidos no son unos con otros. Yo no soy médico, pero yo he sufrido de ansiedad y sé cuándo es ansiedad, y os prometo que nada tiene que ver con la intolerancia a la lactosa. Además los síntomas de la ansiedad se van cuando el problema que los provoca se van, mientras que los síntomas de la intolerancia a la lactosa persisten aparecen, en la mayoría de los casos, cada vez que comemos algo con lactosa. Así que esto me dolió mucho al descubrirlo, porque nos dan a entender que nuestra intolerancia es producto de un problema psicológico, cuando no es ni parecido. Pero como ya he dicho antes, quejarme contra algunos médicos y su ineficacia es perder el tiempo, y hacer que gente que sí hace bien su labor queden tachados cuando no se lo merecen.

La intolerancia a la lactosa NO es una enfermedad

Ayer volví a leer que ser intolerante a la lactosa es una enfermedad. Me llamaron loca por decir que no lo es y que no conozco el tema. Si yo que soy intolerante a la lactosa no conozco mi problema, cómo lo van a conocer los demás? De ahí nace la entrada del blog, para que a la próxima vez que nos diga que somos enfermos e indocumentados, podamos decirle “ahí están las respuestas”.

Para empezar os voy a explicar que es la intolerancia a la lactosa, por si no lo habéis visto en el otro punto:

“La intolerancia a la lactosa significa que no hay suficiente enzima (lactasa) en el intestino delgado para romper toda la lactosa consumida”

Hasta ahí suena perfecto. Pero yo no me quedé satisfecha y busqué qué es una enzima:

“Las enzimas son proteínas complejas que producen un cambio químico específico en todas las partes del cuerpo. Por ejemplo, pueden ayudar a descomponer los alimentos que consumimos para que el cuerpo los pueda usar.”

Se entiende no? La enzima es una proteína compleja que descompone la lactasa en el intestino delgado. Ahora llega la siguiente pregunta, cómo funciona todo esto biológicamente?

“La enzima lactasa, también llamada beta-D-galactosidasa, es sintetizada si al menos uno de los dos genes que la codifican están presentes. Solamente cuando la expresión de ambos genes está afectada se reduce la síntesis de la enzima lactasa, lo cual a su vez reduce la digestión de la lactosa. La persistencia de la lactasa permite que se realice la digestión de la lactosa, proviene del alelo dominante. Por lo tanto la intolerancia fisiológica a la lactosa es una mutación autosómica recesiva. “

Entonces para que enzima de la lactosa funcione hace falta unos genes. Además nos indica que la mutación de este gen nos transforma en intolerantes a la lactosa, no? Pues voy a indicar que mas pone.

“La condición normal en los mamíferos es que los jóvenes (de las especies) experimenten una reducción en la producción de lactasa al final del período de destete (un período específico para cada especie). En sociedades que no consumen productos lácteos, la producción de lactasa usualmente cae en un 90 % aproximadamente durante los primeros cuatro años de vida, aunque la caída exacta a lo largo del tiempo varía ampliamente. Sin embargo, ciertas poblaciones humanas tienen una mutación en el cromosoma dos que resulta en un «bypass» de la disminución común en la producción de lactasa, haciendo posible que miembros de estas poblaciones continúen consumiendo leche fresca y otros productos lácteos a lo largo de sus vidas. La intolerancia tiene origen en un gen, el cual rechaza la lactosa en edad adulta y se identifica especialmente en poblaciones en las que el consumo de productos lácteos no existía”

Ojo! Aquí nos dice que no somos nosotros los que tenemos un transformación en el gen, sino que sufrimos una condición normal que ocurre en todos los mamíferos. Entonces la mutación de este gen hace que seamos tolerantes a la lactosa. Ahora os pregunto yo: en este caso entonces los tolerantes a la lactosa son enfermos? A que si lo preguntamos por la calle nos dirán que no?

Además luego nos indica que en la zona de Europa es muy común el uso de lácteos y eso nos ha hecho ser tolerantes a la lactosa durante muchos más años que una persona de otros continentes. Entonces, somos enfermos para Europa pero para otros continentes no? Quienes son los enfermos?

Pero no solo me quedo con esto, donde demuestra que NO SOMOS ENFERMOS.

Os dejo con este estudio:

Ciertas personas comunican problemas con el consumo de lactosa no padecen realmente de intolerancia a la misma. En un estudio de 323 sicilianos adultos, Carroccio et al.(1998) encontró que solamente el 4 % sufría de intolerancia a la lactosa, mientras que el 32.2 % padecía de mala digestión de la lactosa, pero no intolerancia. Sin embargo, Burgio et al. (1984), había encontrado, en su estudio, que 72 de cada 100 sicilianos, y 56 de 108 italianos del norte (51 %) sí sufrían de intolerancia a la lactosa.”

32,2% sufre “mala digestión” a la lactosa. Por que sufre mala digestión? Porque “les sienta mal” o porque “no les gusta”? Si sufres una mala digestión es porque tu cuerpo no acepta la lactosa, y eso ocurre porque no tienes enzimas de lactasa suficientes,… Entonces son intolerantes a la lactosa? Que es una “mala digestión” para esta gente?

Os pongo los síntomas de una mala digestión:

• Náusea
• Vómito
• Regurgitación
• Aliento desagradable
• Flatulencias
• Eructos en exceso
• Acidez
• Sensación de bulto en la garganta
• Saciedad estomacal
• Hinchazón del estómago
• Dolor que se agrava con situaciones estresantes o al comer

Ahora que los intolerantes a la lactosa me indiquen que si no son los mismo síntomas que sentimos nosotros cuando tomamos lactosa.

Así que señores NO es normal tener estos síntomas al terminar de tomar algo con lactosa, o que nos pase con cualquier otro alimento. NO es una mala digestión, sino que tu cuerpo no genera suficiente enzima como para poder tolerarlo, y por eso cada uno tenemos un grado de intolerancia a la lactosa que va desde el más débil hasta los casos más graves. Que ser tolerante a la lactosa es lo NO normal y no por ello os llamamos enfermos. Y que repetir una mentira mil veces no la convierte en verdad.

Fuentes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Intolerancia_a_la_lactosa

http://larevistacanariadelasalud.com/art%C3%ADculos/intolerancia-a-la-lactosa/

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002353.htm

 

 

Rollito de Ensalada con Crêpe sin lactosa

 

IMG_20140426_123138386-1024x575

Empieza la temporada de ensaladas! Adiós quedaron los platos abundantes y calientes. Hoy mostrar otra manera diferente de comerse una ensalada y a la vez comer algo que solo se conoce por formar parte en los postres. Vivan las mezclas que parecen imposibles y que saben tan bien juntas! :D

Ingredientes

  • Lechuga
  • Tomate
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 pera
  • Jamón cocido sin lactosa
  • Queso rallado sin lactosa
  • Sal
  • Aceite
  • Vinagre

Preparación

El primer paso es hacer los Crêpes siguiendo la receta. En este caso no vamos a añadirle vainilla porque al final de cada mordisco se nos quedará ese sabor y no resulta para nada agradable.

Ahora lavamos la lechuga y la ponemos en un bol. Cogemos una zanahoria y la rallamos (lo podemos hacer con el propio pelador, si lo usais) y lo metemos en el bol. Cortamos un poco de tomate en láminas y lo añadimos al bol. Cogemos un trozo de jamón york, o jamón cocido, lo cortamos en taquitos y lo metemos en el bol. Fijaros siempre antes de comprarlo que no contenga lactosa. Pelamos una pera, la cortamos y la cortamos en daditos pequeños. La añadimos al bol con todo lo demás.

Añadimos un poco de queso rallado sin lactosa y un par de almendras para que nos aporte un poco de calcio, y todo al bol. Lo aliñamos con un poco de sal, aceite de oliva y vinagre. El vinagre hay de muy variados sabores, si podéis usad cualquiera que le de un toque aromático.

Cogemos unos de los crêpes, que ya estarán a temperatura ambiente, y les añadimos en el centro la mezcla de la ensalada. Lo enrollamos y listos para ser comidos!

Consejos

– Si queréis, también se puede aliñar la ensalada con un poco de salsa de yogur. Aquí está la receta.

– El relleno del crêpe puede cambiar dependiendo del gusto de cada persona. Yo he puesto pera, por ejemplo, pero se puede cambiar por manzana. Tened solo en cuenta el grado de acidez de cada fruta.

– Añadid siempre frutos secos en la ensalada. Es una manera muy sencilla de aportar calcio, hierro, fósforo… a nuestro cuerpo y además así cuidamos de no abusar.

Resultados encuesta (1/3)

Llegaron las respuestas a la encuesta! Han participado más de 170 personas, aunque los únicos resultados de valor son los de 165 voluntarios. Los datos que no han entrado son de resultados en blanco o gente que no era intolerante, en ambos casos no tienen valor para la encuesta. También me gustaría matizar que NO ES UNA ENCUESTA CIENTÍFICA. No doy validez a nada, ni mis palabras son ciertas. Lo que yo he hecho en esta encuesta es que intentar encontrar algún valor en común entre todos los que hemos respondido a la encuesta. Si tienes síntomas de intolerancia a la lactosa, acude a tu médico.

Voy a ponerlo en tres partes porque va a ser un poco largo, así que vamos con la primera parte:

Empezaremos por la primera pregunta “De dónde eres?”. La pregunta surgió porque vi que lo que más abundaba era la gente de Andalucía y, efectivamente, lo que más hay es andaluces con intolerancia a la lactosa.

Sin título

Lo que hace que me pregunté si tiene algo que ver con la dieta que hacemos los del sur en diferencia a los del norte. Ya veis que el 43% se lo llevan entre Cataluña y Andalucía. Los lugares que más se han repetido en Badajoz, Almería, Barcelona y Madrid.

Luego tenemos el tiempo entre que sabes que padeces la enfermedad y el tiempo en que el médico te la diagnostica. Como veis mucha gente que lo sabe el mismo día que se la diagnostican. Ahora bien, me asalta una nueva duda: “Cuánta gente conocía la intolerancia a la lactosa antes de ser diagnosticados?”

Sin título2

He estado revisando si el tiempo de respuesta era diferente en cada comunidad autónoma, pero no importa de dónde seas. He visto casos de Andalucía, por ejemplo, donde igual se lo han diagnosticado en 1 mes que quizá en 3 años. Tampoco importaba la edad ni el año del diagnóstico (que muchos me lo habéis puesto sin pedirlo, muchas gracias). Lo cual me hace volver al factor humano. Hay médicos que van a trabajar por un sueldo y gente que de verdad le gusta su profesión, pero es un tema ya muy discutido y en el que no es el momento de entrar.

A %d blogueros les gusta esto: