Quesadillas sin lactosa

IMG_20140327_123940392-1024x575

 

Quien no ha ido a un mejicano y ha pedido un plato de quesadillas? Y a quien le han dicho que solo es queso con jamon york? Después de ver mil recetas (y todas distintas) aquí va mi versión. Viva México!

Ingredientes

  • 1 trozo de pechuga (2 si es muy pequeño)
  • 2 tortitas de maíz
  • 1 trozo de bacon (mirad que no contenga lactosa)
  • Cebolla
  • Ajo
  • Comino
  • Pimienta
  • Sal
  • Queso rallado sin lactosa

Preparación

Salpimentamos la pechuga, un poco de comino y un poco de ajo en polvo. Lo cortamos en trozos y lo echamos en una sartén.

Mientras se dora, picamos la cebolla y cortamos en tiras el bacon. Cuando la pechuga esté casi lista le echamos estos ingredientes.

Una vez todo listo, ponemos una bandeja del horno una tortita de maíz. Encima le ponemos la mezcla de la sartén, añdimos el queso rallado sin lactosa y lo tapamos con otra tortita.

Lo mantenemos en el horno 15 min y lo sacamos. Lo ponemos en un plato y le añadimos por encima o en un lado un poquito de salsa.

Consejos

– Este plato esta puesto en tentempiés, pero puede ser un único plato si te lo comes tú solo.

– Para que quede más delicioso, se puede acompañar con una salsa mexicana (siempre mirando antes las etiquetas de los envases). En mi caso he usado una suave libre de lactosa.

– Se puede acompañar con unos nachos y mojarlos también en la salsa (si son normales no suelen contener lactosa, pero si tenéis dudas siempre mirad los ingredientes)

– Se puede tomar tanto frio como caliente. Así que lo podéis preparar en cualquier momento del día y para cualquier ocasión (por ejemplo, que vienen unos amigos a ver un partido de fútbol: quesadillas preparas)

– El bacon que yo he usado es el Oscar mayer, porque es el único cerca de mi casa que no contiene lactosa.

 

 

 

Volovanes de yogur sin lactosa

IMG_20140320_181541748-1024x575

 

Sabéis cuando veis una receta y os da la idea de hacer algo distinto? Así nació esta receta. Esto es original de mi propia mente, así que espero que os guste, porque a mí me gustó muchísimo.

Ingredientes

  • 12 volovanes libres de lácteos.
  • 2 huevos
  • 3 yogures sin lactosa cremosos
  • 100 gr de azúcar
  • Nata sin lactosa
  • Chocolate sin lactosa
  • Una cucharada de vainilla

Preparación

En un bol vamos a poner los dos huevo, el azúcar y los 3 yogures. Con una batidora vamos a batirlo todo bien para quede mezclado. Como toque extra, le añadimos si queremos una cucharada de vainilla, y volvemos a remover.

Precalentamos el horno a 180ºC. En la bandeja del horno le ponemos un trozo de papel de horno y le ponemos encima los volovanes. Dentro de cada uno vamos a añadirle la mezcla del bol. Los cogemos y los metemos en el horno durante 15 o 20 min.

Los sacamos y los dejamos enfriar. Mientras se enfrían vamos a montar la nata sin lactosa y con el chocolate sin lactosa lo rallamos con un rallador para hacer trocitos pequeñito.

Una vez que estén fríos los volovanes solo nos va a quedar ponerles la nata sin lactosa por encima, un poquito de chocolate sin lactosa rallado y listos para el frigorífico. Esperar 1 o 2 horas para que ya estén fríos y a comer!.

Consejos

– Los volovanes son muy porosos, es lógico que se salga un poco.

– El yogur se puede usar el que se quiera, de cualquier sabor o marca. Recordad que si el yogur que vais a usar es demasiado espeso, podéis usar maicena.

– Fijaros en los ingredientes de los volovanes! Sé que es algo que haréis siempre, pero no os confiéis nunca. Siempre leed los ingredientes que tiene, ya que no todos los fabricantes son libres de lácteos.

This entry was posted in Postres.

Buñuelos de Calabaza

IMG_20140318_162536418-1024x575

 

Feliz día del padre! Aquí en mi tierra lo celebramos quemando las Fallas (a lo que invito a todo el mundo que al menos una vez en la vida venga a verlo y vivirlo). Hoy os muestro una receta típica por estas fechas, que puedes encontrar en cualquier parada de comida: los buñuelos. Yo os voy a enseñar a hacer la receta de MI abuela, de la que aún la recuerdo amasando la masa con los brazos en la cocina.

Ingredientes

  • 1 kg de harina
  • 2 l de aceite
  • 1 pastilla de levadura
  • 1 cazo con agua
  • 10 cucharadas de calabaza
  • 1 pizca de sal

Preparación

El primer paso de todos es poner en el horno la calabaza. Dejar en el horno 1 hora u hora y media. Pinchar para comprobar que la calabaza está bien hecha (verás que está blanda). Cuando esté lista esperamos a que se enfríe y le quitamos los hilillos y lo que puede estar quemado porque nos amargaría los buñuelos.

Una vez preparada la calabaza vamos a preparar la masa. Para esta receta nos va a hacer falta un bol muy grande ya que sale mucha masa y encima sube mucho. Tenedlo en cuenta antes de empezar o se os va a desbordar.

Ponemos agua tibia en un cazo (si está hirviendo esperar a que se temple) y añadir la pastilla de levadura de pan. En el bol poner la harina y una pizca de sal y mezclar. Ahora, poco a poco, vamos mezclando la harina con la levadura. Siempre vamos a estar removiendo hasta que quede todo homogéneo.

Cogemos una cucharada que sea generosa de la calabaza (recordad coger de las paredes donde hay chicha, no del culo), la echamos con la mezcla y volvemos a remover. Repetimos el proceso 10 veces.

Ahora que está bien mezclado lo tapamos con un paño de cocina y lo dejamos reposar unas 2 horas para que la masa fermente y suba.

Vamos a calentar el aceite con una sartén con un buen fondo (vamos a meterle 1 litro de aceite, así que nada sartenes de cocina normales). Cuando este muy caliente empezamos a echar la masa.

El paso para que los buñuelos salgan con su agujerito es con las manos mojadas en un poco de agua, vamos a coger un pellizco con la mano izquierda. Se aprieta la masa hasta que salga entre la mano y con la otra mano cogemos la masa que sobresale con el dedo gordo y el índice.

Lo echamos en la sartén y dejamos que se dore. Repetimos el proceso de arriba hasta que no quepan más buñuelos en la sartén. Les damos la vuelta siempre en dirección a la pared de la sartén para que no se peguen entre ellos.

Para terminar los sacamos y los dejamos que se enfríen. Para servir les añadiremos un poco de azúcar espolvoreado por encima y listos para comer!

Consejos

– Esta receta NO es para un soltero. Así que empieza a invitar a toda la familia porque salen muchos buñuelos.

– Si no quieres estar pendiente de la calabaza puedes pedir en la panadería que tengas más cerca que te lo hagan. Además que puede estar hecha el día antes.

– Las levadura en pastillas son como las pastillas de avecrem. Si no las encontráis en vuestro supermercado preguntad por ellas.

– El aceite tiene que estar muy caliente o si no el buñuelo se irá al fondo del aceite y ya no nos vale.

– Recordad ir añadiendo aceite cada vez que veáis que se esta bajando.

– Por último, y el más importante, no hay buñuelos feos. Si no os salen redonditos es porque son artesanales! Si los queréis redondos hay máquinas para hacerlo como esta

908528az

 

 

This entry was posted in Postres.

Gofres Sin Lactosa

IMG_20140308_182616336-1024x575

 

Esta receta de hoy no es para comer solo, ya que salen como 7 o 8 gofres y digamos que con uno (o dos) uno ya queda satisfecho. Además, siempre es mejor quedar con los amigos o la familia y compartir juntos una buena receta. Si os gustan las tortitas o los crêpes, esta receta os encantará.

Ingredientes

  • 250 gr de margarina fundida sin lactosa
  • 250 gr de azúcar
  • 250 gr de harina
  • Una cucharada de vainilla
  • 4 huevos

Preparación

Empezamos por poner la harina, el azúcar y una pizca de sal en un bol. Removemos hasta que se unifiquen.

Ponemos en el microondas, o en el fuego, la margarina hasta que se funda y la añadimos a la mezcla. Mezclamos de nuevo. Añadimos una cuchara de vainilla líquida y volvemos a mezclar.

Ahora vamos a separar la yema de la clara, añadiendo en la mezcla que ya tenemos preparada solo las yemas y volvemos a remover. Por otro lado, las claras las vamos a batir hasta que queden a punto de nieve, para este paso aconsejo siempre una batidora (a no ser que tengáis unos brazos fuertes y resistentes a estar batiendo durante 20 o 30 min sin parar). Cuando esté en su punto lo añadimos a la mezcla. Con una espátula o lengua de gato, hacemos movimientos envolventes hasta que quede todo homogéneo.

Calentamos la gofrera y añadimos la mezcla. Esperamos 1 min o 2 (depende de cada gofrera) y los sacamos. Solo nos queda añadirle lo que queramos para acompañar, ya sea nata, chocolate, mermelada, nada… y listo!

Consejos

– Punto de nieve: Es cuando las claras quedan con una textura parecida a la nata montada y puedes girar al revés que no caerá nada. Si sigue algo líquida es que hay que batirle un poco más.

– Si tenéis problemas para separar la clara de la yema hay un truco muy sencillo. En el bol o donde sea, echáis el huevo entero y con la mano o con una cuchara sopera grande sacáis la yema y ya está (con este paso cuidado de no romper la yema al echarla al bol). Yo lo que hago es romper la cáscara en dos e ir pasando de un lado al otro, que es igual de sencillo pero tienes que tener cuidado en romper bien la cáscara.

– He buscado y rebuscado, pero es imposible hacer esta receta sin una gofrera. Así que si queréis gofres tocará rascarse un poco el bolsillo (hay desde 17 euros) y comprar una gofrera. Así quedó la de mi cuñada después de trabajar como una campeona ;)

IMG_20140308_193722003-1024x575

 

This entry was posted in Postres.
A %d blogueros les gusta esto: