Galletas de Margarina

2013-10-24-11.32.50-1024x768

Aprovechando que hoy había huelga de los estudiantes, he cocinado con mis pequeños chefs particulares. Y es que ya mi pequeña sobrina cuando viene a casa ya me pregunta qué vamos a cocinar (o me pide que hagamos pizzas juntas). Esta receta no contiene nada de usar cuchillos ni nada que los pueda lastimar, así que me pareció perfecta para pasar un rato divertido juntas. Sin embargo Solteros, salen bastantes galletas para solo una persona, así que solo queda partir por la mitad las cantidades que os voy a poner.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 300 gr de margarina sin lactosa
  • 1 cucharada de vainilla
  • 5 tazas de harina
  • 1 taza de azúcar
  • Moldes para recortar las galletas

Preparación

Cogemos un bol y añadimos los dos huevos y los batimos bien. Añadimos al mismo bol la margarina y el azúcar. Seguimos batiendo hasta que la margarina se quede compactada con la mezcla y dejen de haber grumos. Le ponemos la cucharada de vainilla y volvemos a batir.

Ahora toca el trabajo a mano. Ponemos el primer vaso con harina y mezclamos bien. Repetimos el proceso con los 4 vasos restantes hasta que quede una masa compacta que no se pegue al molde. Si seguís notando que se pega podéis añadirle más harina (como medio vaso más).

Precalentamos el horno a 180 grados. Enharinamos la zona de trabajo para poder extender la masa y que no se pegue. Amasamos con las manos unos minutos y luego extendemos con el rodillo.

Preparamos la bandeja del horno con papel de cocina. Con los moldes vamos recortando la masa con la forma que deseemos y los vamos dejando encima de la bandeja del horno.

Introducimos en el horno y lo dejamos unos 15 o 20 min. Una vez hechas con una espátula nos ayudamos para dejarlas en una rejilla y dejar que se enfríen. Y listas para comer!

Consejos

– Si no queréis usar margarina siempre se puede usar mantequilla. En el caso de no ser intolerante a la lactosa no hay problema. Si sí lo eres te tocará usar la margarina ya que no conozco ninguna mantequilla sin lactosa (por ahora)

– A la hora de batir se puede usar una batidora eléctrica. Tardas mucho menos en tener la masa en su punto.

– A la hora de preparar la masa para las galletas no os paséis haciéndolas demasiado finas porque se os pueden quemar. Intentad que sean como ¾ parte del molde cortador.

– Si no tenéis cortadores con un cuchillo se pueden ir dando formas de lo que uno quiera. Eso ya es la imaginación de cada uno.

– En algunas galletas les hemos puesto por encima un poco de chocolate puro rallado para darle un punto de sabor a chocolate.

– Podéis también hacer galletas rellenas poniendo un molde, relleno, y otro molde encima. Recordad que quede bien cerrado.

– Sobre la harina, las mesuras son las que he encontrado y, como siempre, no son nada aproximadas a nada. El vaso es un vaso de beber, por tanto os puede salir más o menos harina que añadir. Por eso puede que necesitéis más harina. No os preocupéis, notaréis enseguida cuando está en su punto porque no se quedará pegada al molde.

2013-10-24-11.55.00-1024x768

 

Galletitas Dibus Mini de Gullón

2013-09-24-10.50.01-768x1024

Hace algún tiempo me recomendaron estas galletas y después de varios desastres “galletiles”( las de la marca Hacendado que no se deshacían con nada y que podías mojarlas sin que nunca estuvieran mojadas, o las Gullón que se deshacían con solo mirarlas) estaba muy escéptica con qué iba a encontrarme. Para mi suerte estas galletas están estupendas!

Conocía su versión con formas de personajes de Los Simpson. Las comí durante todo el año entero que pase en Alicante viviendo. Me encantaban porque tenían un sabor a chocolate sin llegar a ser empalagoso. Yo las comía entre horas o mientras estudiaba y con solo 5 o 6 me bastaban para seguir con lo que hacía.

2013-10-19-11.06.16-768x1024

Para mi sorpresa estas galletas saben exactamente igual. Tienen el sabor a chocolate que también tenían aquellas. Son muy pequeñas, pero no se deshacen entre los dedos sino que lo hacen en la boca. Lo mejor es que con un pequeño puñado puedes estar más que satisfecho, como con la de Los Simpson.

2013-09-24-10.14.12-768x1024

Supongo que mucha gente quizá nunca ha comido las galletitas de Los Simpson. Yo os prometo que ambas saben exactamente igual, por lo que no os hará falta comprarlas o conocerlas. A mi me sorprendió gratamente el parecido de unas con otras, porque es como que al menos no he perdido algo que ya conozco. Os sonará extraño, pero cuando dejas de poder comer ciertas cosas, que algo que te gustará puedas volver a comerlo es un placer. Por poner un ejemplo que pueda entender todo el mundo, es como si estas a dieta y no puedes comer tartas de chocolate. Recuerdas a que saben y sabes que te gustan, pero no las puedes comer. Pero de repente, alguien fabrica una tarta de chocolate que sabe exactamente igual pero que es apta para tu dieta. Te volverías loco de alegría, no? Pues algo así es lo que he sentido yo.

Sin embargo, tengo que ponerle un pero (que al parecer me encanta poner peros a todo), y es que se quedan trocitos pequeños de algo. Os prometo que no se lo que es, pero se quedan trozos de algo en los dientes y resulta molesto. Pero bueno, todo lo demás compensa gratamente. Si las encontráis no dudéis en comprarlas. A mi me costó horrores encontrarlas porque en mi pueblo no habían en ningún sitio, y en el Eroski de un pueblo cercano sí. Así que no os desaniméis que en algún sitio estarán esperando para ser devoradas.

Flan de Huevo sin lactosa

2013-10-09-15.00.39-1024x768

Hace tiempo que ando dándole vueltas a esta receta. No sabía cuanta cantidad ponerle para un soltero como nosotros. Al final acudí a la persona que más sabe de cocina en mi casa: mi madre. Y qué no sabe una madre? Así que os dejo con la receta de flan de huevo de mi madre. Es para 3-4 personas, pero en nuestro caso es para 3 o 4 días.

Ingredientes

  • ½ de leche de soja o sin lactosa
  • 75 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • Ralladura de limón
  • Canela en rama

Para el caramelo:

  • 6 cucharadas soperas de azúcar
  • Agua
  • Unas gotitas de limón

Preparación

En un cazo ponemos a hervir la leche de soja o sin lactosa con la ralladura de una cáscara de limón y ½ rama de canela. La ralladura de limón con unos trocitos nos sobra. Lo dejamos hasta que empiece a hervir a fuego fuerte.

En un bol nos ponemos a batir los 3 huevos y añadimos el azúcar. Batimos de nuevo.

Cuando ya esté la leche en su punto la dejamos de lado hasta que quede templada y la vamos introduciendo poco a poco en el bol. Recordad pasarla por un colador y así deshacernos de los trozos de ralladura de limón y de la canela en rama.

En otro cazo preparamos el caramelo. Ponemos a fuego medio-fuerte el azúcar con un poco de agua (como un vasito) y unas pocas gotas de limón. Vamos dando vueltas hasta que vaya tomando el color de caramelo.

Una vez listo lo ponemos en la flanera y vamos dando vueltas con las manos para que se expanda por todo el fondo. En un minuto o dos quedará seco y duro.

Añadimos la mezcla del flan en la flanera con el caramelo. Ponemos la flanera en un cazo con agua, como está en la foto.

2013-10-09-11.24.32-1024x768

Lo dejamos así en el horno a 170 grados durante 30-35 min. Para comprobar que está en su punto lo pinchamos para saber si está en su punto. Si se quedan pedacitos pegados al pincho es que aún no esta hecho.

Cuando esté en su punto lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar y lo desmoldamos. Y listo para comer!

2013-10-09-14.56.58-1024x768

Consejos

– Si veis que el caramelo no se hace echadle un poco más de agua. En mi casa hemos tenido problemas para hacer el caramelo ya varias veces y optamos por comprarlo.

– No echéis la leche a los huevos si aún está caliente porque cuajará los huevos. Esperad a que esté templada.

– Recordad que no debe estar muchos días en la nevera. Todo lo que es natural suele hacerse malo antes. Así que mantenedlo durante una semana como mucho.

– Si os sabe demasiado a huevo añadidle la próxima vez un poco de vainilla. Depende de la leche que uséis tendrá más o menos sabor, así que probad primero y a la próxima elegís.

 

 

Pechugas con Nata sin lactosa y Champiñones

mail.google.com

 

Como sabéis mis manos no son aún los de una cocinera profesional, así que voy creciendo poco a poco. Os lo digo por que vais a ver que, por ejemplo, en esta receta os digo que tenéis que picar muy bien la cebolla y veréis que los trozos no son tan pequeños como deberían. Así que ya sabéis, lo que no sale bien a la primera, saldrá perfecto a la décima.

Ingredientes

  • 2 filetes de pechuga
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite
  • ¼ de cebolla
  • Dos o tres champiñones
  • 75 cl de nata líquida vegetal o sin lactosa
  • Un vasito de vino blanco para cocinar

Preparación

El primer paso es salpimentar los filetes de pechuga. Ponemos la sartén al fuego con un chorrito de aceite. Con una cucharada es más que bastante. Doramos las pechugas y las retiramos del fuego.

Ahora troceamos muy bien el champiñón. Troceamos muy bien la cebolla. Añadimos estos dos ingredientes en la sartén previamente usada, y dejamos que se vayan haciendo.

Cuando estén en su punto (que la cebolla ya no esté dura y el champiñón algo dorado) le añadimos el vino blanco. Y dejamos que se evapore. Puede tardar unos 3-5 min.

Bajamos el fuego a fuego medio-bajo y añadimos la nata líquida sin lactosa o vegetal. Esperamos unos 3 o 4 min a que espese un poco y añadimos los filetes de pechuga para que terminen de hacerse con la mezcla.

Después de unos 2 o 3 min, solo queda servir y listo para comer.

Consejos

– Recordad lo que os he dicho al principio. No es malo que no esté muy picado, pero se mezcla mejor con la nata.

– Yo he añadido unas ramitas de cebollino. No es necesario, pero puede darle otro punto de sabor.

– He usado nata vegetal porque la nata sin lactosa no me sentaba muy bien. Si en vuestro caso no tenéis ningún problema podéis usarla.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: