Bizcocho de cítricos

2013-05-26-12-11-13-1024x768

Esta nueva receta la encontré hace tiempo en un libro de repostería cuando estaba haciendo un trabajo para clase. Por aquel entonces no sufría mi problema de intolerancia y no le di la importancia que le doy hoy en día, ya que cada postre que encuentro sin nada de leche o mantequilla es como pequeños milagros, porque es muy difícil hacer algo de repostería sin nada de leche o mantequilla.

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 100 ml aceite
  • 100 ml zumo de naranja
  • 50 ml zumo de limón
  • 250 gr de galleta sin lactosa
  • 150 gr de azúcar
  • 1 pizca de sal
  • Ralladura de naranja

Preparación

Antes de empezar a hacer nada cogemos los 250 gr de galletas sin lactosa y las molemos hasta convertirlas en algo fino, que no queden trocitos de galleta (pensad que sea tipo harina). Una vez terminado precalentamos el horno a 180 ºC.

Batimos los huevos con el azúcar en un bol. Le añadimos los zumos y el aceite y volvemos a batir un poco hasta que quede mezclado. Una vez mezclado todo le añadimos las galletas sin lactosa molidas, el sobre de levadura y una pizca de sal. Ponemos también la ralladura de naranja y mezclamos todo bien hasta que esté todo unido.

Ahora ponemos la mezcla en un molde previamente engrasado con mantequilla o, como en mi caso, con papel vegetal. Lo metemos en el horno durante unos 40 min. Una vez comprobado que ya esta, lo sacamos y listo.

Consejos

– Para hacer la harina de galleta si no tienes un molinillo, se puede usar un mortero. Estaréis unos 10 min moliendo la galleta, pero os prometo que queda perfecto y además a desahogarse un poco ;)

– Recordad de antes de introducir los zumos, tanto limón como naranja, pasarla por un colador y así quitarle toda la pulpa.

– Con la ralladura de naranja con un poco es bastante. Si ponemos demasiado puede amargarnos el bizcocho. Con un lado de la naranja es suficiente. Y recuerda hacerlo antes de hacer el zumo ya que resulta más cómodo para poder rallarlo.

– Recuerda no abrir el horno antes del tiempo dicho, ya que si lo haces se nos bajaría el bizcocho y ya no quedaría tan bonito. También recuerda pincharlo antes de sacarlo para comprobar si esta hecho por dentro.

– Las galletas que he usado son sin lactosa. Las he encontrado en Mercadona. Se puede usar también galletas sin glúten.

– Yo le he puesto harina por encima para decorar, pero puedes añadirle cualquier cosa. La imaginación al poder!

Pasta con Baicon y Manzana

2013-05-07_13-02-441-1024x768

Siempre he leído que hay que comer 5 raciones de fruta y verdura al día, pero no sabia de qué manera introducir la fruta en mi vida. Un día fui a comer a un restaurante con mis padres y probé este planto del que me quedé encantada al instante. Así que este plato es para todos aquellos que no os gusta comer fruta a bocados, sino que esté rodeada de otros sabores.

Ingredientes

  • Pasta
  • ½ manzana
  • 50 g de bacon sin lactosa (revisa la etiqueta siempre)
  • 50 g de champiñones
  • ¼ de cebolla
  • Aceite
  • Sal
  • Orégano
  • Queso rallado sin lactosa

Preparacion

Empezamos cortando el bacon en tiras. Ponemos la sartén al fuego con un poco de aceite y lo freímos. Retiramos el bacon. Cogemos los champiñones y los cortamos también a tiras y lo introducimos dentro del mismo aceite del bacon. Lo freímos también hasta que esté dorado y lo reservamos en compañía del bacon. Picamos la cebolla y la freímos un poco y la dejamos también reservada.

Ahora con la media manzana la cortamos a dados, con piel incluida, y la ponemos con el mismo aceite. La dejamos a fuego lento para que se vaya haciendo. Mientras ponemos la pasta a hervir (con agua, aceite y sal).

Con la pasta ya en su punto y la manzana blandita, lo ponemos todo en la sartén y lo mezclamos todo durante 2 o 3 minutos.

Una vez en el plato le ponemos el orégano y el queso rallado.

Consejos

– Para saber si el bacon está hecho, fijaros que la zona de la grasa este blanda y que la carne tenga un color rosa más subido.

– No pongáis mucha cantidad de aceite, ya que el bacon por sí mismo suelta su grasa y hace que tengamos más aceite. A mí no me gusta que las cosas queden aceitosas, así que en el último paso, cuando ponemos ya todo junto en la sartén, quito todo el aceite que pueda y que no se me quede pegado nada.

– ¿Qué hacer con la otra media manzana? Pues puedes comértela como postre, en compañía de otra pieza de fruta, o hacerte una pequeña macedonia.

– ¿Qué hacer con la cebolla que me sobra? Yo la suelo picar toda y guardarla en un tupper en el congelador. Cuando me hace falta tiro de ahí.

– Si no os gusta la cebolla podéis probar con cebolletas.

– La manzana que yo he usado es una manzana verde, pero eso es siempre al gusto del consumidor. Si no os gustan podéis poner de la que más os guste.

– La pasta que podéis poner es cualquiera, en mi caso he usado spaguettis, pero hacerlo con todos los tipos de pasta que existen.

Sitios sin Lactosa: Il Gelataio

Hoy como postre tenemos helado! Y ya que yo no puedo hacerlo os voy a contar sobre una heladería que tiene helados de soja. Sí! Helados de soja! Esta heladería es mi salvación cuando llega el verano.

dsc_0046-680x1024

dsc_0055-680x1024

Si la buscáis esta situada en pleno centro de Valencia. Esta en C/Ribera nº 11. Es la calle peatonal donde esta situada la salida del metro con parada Xativa. Esta salida tiene el Mcdonalds al lado. La heladería tienen una buena atención con el cliente, que aunque no os lo creáis se agradece muchísimo.

Con respeto a los sabores la variedad es escasa. Existe de sabor a soja, de sabor a avellana y de sabor a chocolate. Yo he probado el de avellana y chocolate y os puedo decir que el sabor es muy fuerte. Si solo pides un sabor puedes aburrirlo y en vez de ser algo placentero se puede volver una tortura, tanto que para tener que sentir que te has refrescado tendrás que comprar una botella de agua. Esta vez no lo mezclé, pero si puedo pido una mezcla entre chocolate y avellana, y con eso consigo que sepa como un kínder bueno (porque sí, me encantaban los kínder buenos cuando podía consumirlos sin que me causara dolor de tripa). La tarrina pequeñita cuesta unos 2 euros.

dsc_0052-1024x680

Así que si quereis tener un buen helado de verano ya sabeis donde acudir. Y para los que no teneis problemas de intolerancia hay un montón de sabores más que poder tomar. Esta es su página: http://ilgelataio.es/IL_GELATAIO.html

A %d blogueros les gusta esto: