Flanes y Natillas Marca Dhul

Después de estar un tiempo desaparecida (es lo que tiene estar sin internet) por fin puedo volver a ponerme al día con la web.

Hoy toca hablar de una nueva marca que se ha sumado al mundo SIN LACTOSA y a la que le damos la bienvenido con los brazos abiertos: DHUL.

Los nuevos productos que encontramos son: flanes de huevo, flanes de vainilla y natillas de chocolate o vainilla. Sus precios son lo que más he agradecido. Acostumbrada a ver precios desorbitados te parece que algo falla cuando ves que los precios están entre el 1,20 los flanes y 1 euro las natillas. Cómo se os queda el cuerpo? Yo me fui del super con una sonrisa de oreja a oreja jajaja.

IMG-20150204-WA0011

En mi caso he probado las natillas de chocolate y los flanes de vainilla, por tanto mi opinión va ser sobre estos dos productos y dejo a la libertad del comprador que elija cual quiere probar.

IMG_20150205_133322130

Os cuento mi experiencia con los flanes primero. La verdad es que me ha sorprendido gratamente su sabor. No son nada pesados y se comen con mucha facilidad sin empalagar. Además se despegan del molde sin problemas, que llamadme rara si queréis, pero a mí no me gusta nada dejar producto en el envase o ponerme a pelear con la cuchara para alcanzar en las zonas redondeadas (manías mías).

Síntomas? Yo no he tenido ningún problema. Sí que tuve un poco de gas, pero mucho más me la provoca la coca cola y no dejo de beberla. Con esto quiero decir que no tuve molestias ni nada y el poco rato que tuve gas (que con dos eructos se fueron) no duró ni 5 min.

IMG_20150205_133310884

Ahora vamos con las natillas. Supongo que sabréis mi adoración por las natillas de chocolate de Kaiku, esas que te pones a rascar el fondo porque es marrón y no te das cuenta de que ya no queda. Las natillas de Dhul me parece que están buenas aunque las noté algo más espesas que las normales y que faltaba la mitad de producto (que es algo que hacen muchas empresas con otros tipos de productos y cada día se suma más). El sabor de chocolate me gustó mucho ya que no llega a ser demasiado fuerte y la textura de la natilla también estaba buena.

Síntomas? Aquí no puedo dar una opinión positiva. A mí no me sentaron del todo bien. Tuve problemas de gases y al día siguiente lo acompañó el problema de evacuación.

Como bien sabéis los síntomas dependen de cada cuerpo y vuestra intolerancia. Sin embargo me sigue molestando que la palabra SIN LACTOSA no signifique lo mismo en todos los productos. No os ha pasado que algunos productos Sin Lactosa os sientan mejor que otros? Alguien ha probado los productos de la marca Dhul y ha tenido otros síntomas?

Por mi parte doy la enhorabuena a Dhul por apostar por gama SIN LACTOSA y espero con ansias que se animen con muchos más productos que he visto en la web pero no en los supermercados (y a mí se me hace la boca agua enseguida jjaja)

Guía sobre la Intolerancia a Lactosa

Sin título-1

Supongo que he contado varias veces mi propio caso, pero viene bien para explicar el por qué nace esto.

Cuando yo salí de la consulta del digestivo me dieron una hoja donde ponía que era la intolerancia a la lactosa (cosa que ya había buscado en internet) y que dejaba de poder comer leches, peeeero podía comer quesos y yogures bios. Lo que nadie me explicó allí es que ese dato depende del grado de intolerancia y de los productos que le añadan, porque a veces la lactosa está más oculta de lo que parece.

Así que de esa idea nació este pdf! Espero que sea como una guía básica para introducirse en este nuevo mundo, que al principio abruma (y mucho), pero que con un poco de ayuda todo se supera. Sé que cada uno tendrá millones de dudas más, pero yo he puesto las que me han parecido más urgentes como: los grados de intolerancia, el que poder comer y el que no, el tan temido salir a comer por la calle y muchos puntos más.

Espero que os guste y, sobretodo, que sirva de guía para las próximas personas diagnosticadas.

 

Descargar Guía Básica Intolerancia a la Lactosa

Descarga Guía Básica Intolerancia a la Lactosa para móviles

Bizcocho de nata y fresas sin lactosa

IMG_20141118_164252259

Esta receta no es mía, las cosas como son, que ya me gustaría que mi cabeza pudiera idear estas cosas jaja. La leí en uno de los sobres de la levadura y me pareció una idea muy interesante de mezclar las natas y las fresas más allá de la versión básica (nata y fresas troceadas).

Ingredientes

  • 3 huevos
  • 100 gr de harina
  • 100gr de azúcar
  • 30 gr de margarina o mantequilla sin lactosa
  • 2 cucharaditas de levadura sin lactosa
  • 200ml de nata sin lactosa o vegetal
  • Mermelada de fresa

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC. Separamos la yema de la clara. En un bol batimos la clara a punto de nieve.

En otro bol mezclamos la yema con el azúcar hasta que quede la mezcla de un color amarillo (más claro que el color naranja de la yema normal). Añadimos la margarina sin lactosa y batimos de nuevo hasta que quede homogéneo.

Tamizamos la harina, la mezclamos con la levadura, y mezclamos en el bol de la yema. Cuando todo quede bien mezclado, añadimos la clara a punto de nieve. En este momento vamos a mezclar con movimientos envolventes (de fuera hacia adentro) para que no pierda el aire que ha cogido para ser punto de nieve.

El molde le podemos añadir margarina, aceite o incluso papel de cocina, para que no se nos quede apegado el bizcocho. Una vez usada cualquiera de estas técnicas, le añadimos la mezcla al molde y lo dejamos en el horno unos 20 min.

Una vez listo, viendo que pinchando el palito sale limpio, lo sacamos y dejamos que enfríe.

Ahora vamos a preparar la nata batiendo y añadiendo un poco de azúcar ya que la propia mermelada ya contiene bastante azúcar para endulzar el postre.

Partimos por la mitad el bizcocho y le ponemos una capa de mermelada de fresa y otra de nata.

Cerramos el bizcocho con la otra mitad y espolvoreamos con azúcar glas o con chocolate en polvo y listo para comer!

IMG_20141118_164435267_HDR

Consejos

  • Recordad que el bizcocho no hay que abrirlo antes de tiempo porque si no se nos puede bajar y se nos quedará feo visualmente porque saber sabe igual.
  • COMPRUEBA LA LEVADURA ANTES DE USARLA. Ten en cuenta que hay algunas levaduras que contienen lactosa.
  • Una vez abierto mantenlo en la nevera (si es que llega algo para la nevera ;) )
  • El molde que yo he usado es uno redondo para 3 huevos. Si usais uno para más cantidad se os quedará demasiado plano el bizcocho. Tened esto en cuenta.

Kebab casero con pechuga de pollo

IMG_20141104_123751779

Visteis la receta de la Salsa de Kebab? Es que había algo más jajaja. Aquí está mi versión de un kebab casero con pechuga (que al menos sé seguro que es pechuga).

Ingredientes

  • 1 pechuga (o dos si es muy pequeña)
  • Sal
  • Pimienta molida
  • Un poco de curry (al gusto)
  • Tomate
  • Lechuga
  • Cebolla picada
  • Salsa kebab sin lactosa
  • Pan de pita

Preparación

Sacamos de la nevera la salsa kebab para que no esté demasiado fría. Salpimentamos la pechuga y la echamos en la sartén. Echamos la cebolla picada y, en la propia sartén, le añadimos el curry hasta encontrar el punto que buscamos (hay quien le gusta más o menos).

Sacamos la pechuga y la cebolla, y la troceamos en un plato. Le añadimos en ese plato la lechuga y el tomate y echamos por encima la salsa kebab sin lactosa.

IMG_20141104_123454928

En una tostadora tostamos el pan de pita y cortamos por la zona marcada. Cuidado cuando abramos el pan porque tendrá vapor en su interior.

Con una cuchara nos ayudamos para ir introduciendo los productos dentro del pan de pita y, si queremos, le podemos añadir un poco más de salsa. Y listo para comer!

Consejos

  • Si es la primera vez que tomáis curry, mi consejo es que añadáis poco. Luego ya podéis ir poniendo más o menos, pero si no puede resultaros demasiado fuerte.
  • La lechuga que yo he puesto es de una bolsa, pero podéis añadirle lo que más os guste. Incluso podéis añadir la cebolla sin cocinar.
  • Cuidado al añadir el producto en el pan de pita porque puede romperse. Las cosas siempre se hacen mejor despacio.
  • Si no os gusta la pechuga, puede ser cualquier tipo de carne. Podéis cocinarla de cualquier manera posible, incluso solo salpimentando, y añadirla al pan de pita.

Salsa kebab sin lactosa

IMG_20141104_112114525

Con la llegada de los nuevos yogures cremosos sin lactosa, esta receta se hace mucho más fácil de hacer y que quede más como una salsa y menos líquida. En mi caso he usado los Cremosos sin lactosa de Hacendado porque era lo que tenía por casa, pero ahora ya conocéis que existen los Cremosos sin lactosa de Danone que hacen exactamente la misma función y que, para mí gusto y paladar, saben mejor que los de Hacendado. Para gustos colores.

Ingredientes para 2 personas

  • ½ yogur cremoso sin lactosa
  • 1 cucharadita de mayonesa (mirad el envase que no contenga lactosa)
  • Zumo de medio limón
  • Perejil picado o Albahaca picada
  • Pimienta molida
  • Un pellizco de sal
  • 1 cucharadita de azúcar

Preparación

En un bol pequeños vamos a hacer la mezcla. Primer añadimos el yogur y vamos introduciendo la mayonesa hasta que quede todo mezclado y homogéneo (dejarán de aparecer grumos de mayonesa)

Añadimos la sal y el azúcar y volvemos a mover hasta que se disuelva el azúcar. Picamos el perejil, si no estaba picado antes, y lo añadimos.

Echamos el comino y la pimiento molida. No hay que abusar y yo en este punto prefiero que cada uno pruebe la salsa por si tiene suficiente comino o pimienta. Yo soy pro comino y le he echado como dos pequeños golpecitos al tarro (1/4 de cucharadita)

Ahora vamos a echarle el limón poco a poco para ir encontrando el punto exacto de limón que estamos buscando. Solo queda removerlo bien y servir.

Consejos

  • Aunque he puesto ciertas medidas, recordad que son estándar, ya que igual medio limón es demasiado para vosotros y con menos tenéis bastante (por ejemplo). Esta es una receta de ir probando para ir encontrando nuestro propio punto. Si no quieres ir probando pues solo queda ir fallando hasta que un día demos con nuestro propio punto. A mí no me ha salido perfecto a la primera, así que no os agobiéis.
  • La cantidad es para dos personas, pero ya sabéis que si buscáis para más personas solo hay que multiplicar las cantidades. Un yogur entero daría para unas 4 personas sin problemas.
  • Si buscáis que sea más espesa solo hay que echarle más mayonesa.
This entry was posted in Salsas.

Flan de queso sin lactosa y sin horno

IMG_20141103_174709274

Esta receta es fácil fácil como ella sola. Además ni siquiera usamos horno, que ya sabemos como está la luz. No tiene gluten, no tiene lactosa… Que más se puede pedir? (no lo he podido desmoldar bien, ya cambiaré la foto)

Ingredientes

  • 200 gr de queso de untar sin lactosa (1 tarrina sobra)
  • 250 ml de leche sin lactosa
  • 100 gr azúcar.
  • 4 laminas de gelatina
  • Mermelada de fresa o caramelo
  • Opcional: 100 ml nata sin lactosa.

Preparación

Primero ponemos la gelatina en agua para que se ablande.

En un cazo ponemos la leche a hervir. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego a fuego medio y añadimos el azúcar hasta que se disuelva. Añadimos el queso sin lactosa y removemos hasta que se deshaga.

Vamos añadiendo las laminas de gelatinas hasta que se disuelva y, de forma opcional, podemos añadir la mitad de un brick de nata sin lactosa (unos 100 ml).

Retiramos del fuego y lo ponemos en los moldes. Esperamos a que enfríen y los metemos en la nevera y los dejamos ahí unas 3 o 4 horas hasta que se enfríe.

Para terminar cuando lo sirvamos podemos echarle la mermelada de fresa (que le dará un toque tarta de queso) o caramelo líquido.

Consejos

  • A mi me gusta más con leche sin lactosa que con otra leche por el sabor. Eso ya es gusto de cada uno.
  • Para que la mermelada quede como en la foto la he pasado por un colador y así se le quita los trocitos de fresa (en el caso de que sea mermelada natural).
  • Yo creo que no hay dudas, pero si algo os parece raro decidme y os respondo :D

 

This entry was posted in Postres.

Pastel de chocolate a la taza sin lactosa

IMG_20141026_123229694

Aprovechando que mis pequeños sous chefs estaban en casa, preparamos un plato apto para cocinar con ellos. Lo mejor era ver sus caras y como se morían de ganas de meterle las manos dentro para probarlo.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 50g de aceite
  • 1vaso de leche sin lactosa
  • 150g de azúcar
  • 150 gr de chocolate a la taza sin lactosa
  • 140 gr de harina
  • 10 gr de levadura

Preparación

Precalentamos el horno a 180ºC. Vamos primero con los sólidos. En un bol ponemos el chocolate en polvo, la harina y la levadura. Lo mezclamos todo bien y lo reservamos.

En otro bol batimos los huevos y les añadimos el azúcar. Batimos con una batidora eléctrica (si es manual nos costará un poquito más) hasta que quede más cremoso y blanco. Añadimos la leche y el aceite sin dejar de batir durante todo el rato.

Toca mezclar los dos boles. Tamizamos el interior del bol con los sólidos y vamos añadiendo, sin dejar de batir, en el otro bol.

Cogemos el molde que vamos a usar y lo untamos con mantequilla. Añadimos la mezcla en el molde pero que no llegue a más de la mitad del mismo ya que recordad que por la levadura va a subir.

Mantenemos sin abrir el horno durante 40-45 min (si lo hacemos antes se nos va a deshinchar y bajará). Una vez esperado el tiempo pinchamos para ver si el interior está cocinado, y si sale limpio el pincho podemos apagar el horno y sacarlo.

Esperamos a que se enfríe y le podemos echar lo que queramos por encima. En mi caso le pusimos azúcar glass y virutas de colores y chocolate.

Consejos

  • Ya sabéis que yo soy de usar mucho el nesquick, pero esta vez he puesto chocolate a la taza de la marca Valor. Si queréis usar otro de cualquier otra marca recordad SIEMPRE mirar si contiene lactosa o no.
  • Si queréis se puede cortar por la mitad y rellenarlo con lo que más nos guste (un poquito de chocolate caliente, un poquito de nata montada…)

Macarrones con bechamel sin lactosa

IMG_20140923_124542540

Hoy toca receta de esas que nacen porque te aburre lo de siempre y apetece variar un poco. Recordaba que en los tiempos en los que vivía con mis hermanos mi madre solía hacer algo parecido y sabía bien. Por qué no volver a revivir un poco de mi infancia?

Ingredientes

  • Macarrones (o cualquier otro tipo de pasta)
  • Una cucharada de harina
  • 1 vaso de leche de soja o sin lactosa
  • Una cucharada sopera (que no entera) de margarina sin lactosa o vegetal
  • Nuez moscada
  • Pimienta negra
  • Bacon en tira (mirad que no lleve lactosa)
  • Una lata de atún
  • Queso rallado sin lactosa

Preparación

El primer paso es cocer la pasta. Un truco para que el agua hierva antes es echar la sal cuando el agua está caliente. Siguiendo las instrucciones del envase, mantendremos los macarrones el tiempo necesario para que estén en su punto.

Una vez hervidos les quitamos el agua con un escurridor y les echamos agua fría para que saquen el almidón (además ayuda a que no se peguen).

Vamos con la bechamel. Todo este proceso es sin dejar de mover la varilla porque si se nos queda pegado, o si se nos quema, hay que volver a hacer todo el proceso. En un cazo ponemos el vaso de leche de soja o sin lactosa y lo dejamos en el fuego a fuego medio. Cuando esté caliente (pero no hirviendo), le añadimos la margarina (la podemos precalentar en el microondas para añadirla ya derretida y así esperar menos tiempo). Espolvoreamos la harina sin dejar de remover, y una vez eliminados los grumos vamos añadiendo a nuestro gusto la nuez moscada, la pimienta y un poco de sal.

Precalentamos el horno a 18 grados. En una cazuela vamos a añadir los macarrones, una lata de atún, cogemos una tira de bacon y la cortamos en tiras más pequeñas, podemos añadir un poco de cebolla picada (esto al gusto).

Terminados añadiendo la bechamel y un poco de queso rallado por encima. Lo dejamos gratinando en el horno durante unos 10-15 min y, cuando veamos que ya está dorado por encima, lo sacamos. Preparamos las cucharas y a comer! :D

Consejos

  • El sofrito puede ser de lo que más os guste. Incluso puede ser con esos días en que te queda un trozo de jamón, un poco de pimiento…. Aprovechamos y limpiamos la nevera.
  • La cantidad de bechamel es para una persona. Si queréis hacer el plato para más personas solo hay que duplicar las cantidades.

Empanada de Bacon y Dátiles

IMG_20140713_210504342

Esta receta nació para el cumple de un familiar. Nunca antes había hecho nada antes por encargo y la verdad es que asusta bastante entregar algo que no sabes si ha salido bien o no porque no puedes probarlo. Al final resultó un éxito, así que comparto para que cada uno pueda tener su éxito en su casa como yo en la mía :D

Ingredientes

  • 2 masas de hojaldre (fijaros que no contenga lactosa, que en estos muchos son muy pillos)
  • Bacon en tiras
  • Dátiles
  • Queso en lonchas sin lactosa
  • Un huevo

Preparación

Si nuestro hojaldre está congelado, el primer paso será esperar a que esté descongelado. Cuando ya esté listo, precalentamos el horno a 190ºC.

Colocamos una de las masas de hojaldre encima de la bandeja del horno. Si la masa que habéis comprado no lleva papel de cocina, deberemos poner antes un trozo de papel de cocina para que no se nos quede apegado a la bandeja y hacer un desastre.

Encima del hojaldre añadimos primero el queso en lonchas, luego el beicon y añadimos los dátiles. Los dátiles pueden añadirse cortados por la mitad o trocearlos un poco.

Ahora solo queda poner otra capa de beicon y otra de queso. Cerramos todos poniendo encima otra masa de hojaldre (a esta sí que hay que eliminarle el papel de cocina). Esta masa de hojaldres vamos, con un tenedor, a hacerle agujeros por toda la masa. Con estos conseguiremos que la masa no nos suba demasiado. Cerramos todos los laterales para que el calor quede dentro. Batimos un huevo y con un pincel vamos pincelando por toda la masa de hojaldre con el huevo.

Lo añadimos en el horno y esperamos unos 15-20 min. Cuando ya esté coloreado y tenga ese toque bronceado, lo podremos sacar del horno. Dejamos que se enfríe un poco y listo para comer.

IMG_20140713_112758378

Consejos

– Vigilar con todos los productos. Tanto la masa de hojaldre como el beicon pueden contener lactosa entre sus componentes.

– El queso intentad que tengan el sabor un poco fuerte, así le dará un toque de sabor extra. Tampoco buscar uno que sea demasiado fuerte o desaparecerán los sabores de los otros ingredientes.

 

 

 

Tarta de limón sin lactosa

IMG_20140713_120848166

Hacía mucho que vengo teniendo el antojo de mousse de limón. Me parece que da un toque fresco y ácido a cualquier postre. La cosa es que encontré una recepta parecida que hizo una periodista de la tele (solo diré que sale con un futbolista jajaja) y me la apañé para que sea apta para tod@s nosotr@s. Le damos el visto bueno?

Ingredientes

Para la base

  • 15 o 20 galletas sin lactosa
  • 3 cucharadas de margarina sin lactosa o vegetal

Para el relleno

  • 2 tarrinas de queso de untar sin lactosa
  • 200 ml nata sin lactosa
  • 1 sobre de gelatina sabor limón
  • Zumo de 2 o 3 limones
  • 100 gr de azúcar
  • Ralladura de limón

Preparación

Empezamos por triturar las galletas, podemos hacer el paso con un mortero o con una batidora. Depende del modelo de galletas que usemos nos costará más o menos y nos vendrá mejor tener a mano una batidora.

Calentamos la margarina y la echamos encima de las galletas. Removemos hasta que empiece a separarse en trocitos. En un molde ponemos en su base la pasta de las galletas y con la ayuda de los dedos vamos aplanando y poniéndola por todo el molde. Recordad no dejar ni un trocito libre, si ocurre ese caso solo hay que trocear un poco de galleta extra, un poco de margarina y lo añadimos a la base. Lo dejamos en la nevera para que enfríe durante unos 15-20 min.

Ahora calentamos en un cazo ¼ l de agua. Cuando hierva le añadimos la gelatina en polvo y removemos hasta su completa disolución. Lo dejamos a fuego muy bajo para que no se nos queme y lo mantenemos en el fuego.

En un bol añadimos el azúcar y la nata. Batimos hasta que se mezcle bien, como si estuviéramos haciendo nata montada. Cuando veamos que deja de estar tan líquida, que se nos monta muy poco (veremos que cuando pasan las varillas dejan ya una marca de rastro) añadimos las tarrinas de queso de untar, el zumo y la ralladura de limón. Lo mezclamos todo.

Para terminar añadimos poco a poco, mientras no dejamos de batir, la gelatina de limón. Una vez que esté todo homogéneo, lo ponemos en el molde (previamente sacado de la nevera). Volvemos a ponerlo todo dentro de la nevera unas 3 o 4 horas (yo suelo dejarlo toda la noche) y listo para sacar y servir.

 

Consejos

– Si os preocupa que la gelatina se os queme, podéis dejarla para el final. Cuando la añadáis a la mezcla solo hay que esperar que esté templada y listo.

– Lo del detalle de la nata es para conseguir que sea un poco más esponjosa, como tipo mousse.

– Por encima podéis añadirle cualquier cosa. Yo iba a ponerle gelatina de otro sabor, pero no tenía un molde que igual que la base de la tarta.

– Cuidado con la gelatina!!! Yo me confié y compré una gelatina que puede contener trazas. Fijaros bien para no tener sustos después

 

 

 

This entry was posted in Postres.